InicioDecoraciónRemedios Caseros de la Abuela para Ahuyentar Caracoles del Huerto Usando Ingredientes...

Remedios Caseros de la Abuela para Ahuyentar Caracoles del Huerto Usando Ingredientes de Cocina

Felisa Torres, conocida por sus vecinos como la experta en jardinería del barrio, ha compartido recientemente algunos de sus trucos más efectivos para mantener a raya a los caracoles en el huerto y el jardín. Con más de 70 años de experiencia cuidando sus plantas, Felisa asegura que los ingredientes más comunes de la cocina pueden convertirse en aliados esenciales para combatir estas plagas, sin recurrir a productos químicos.

«Uno de los métodos más antiguos y efectivos es el uso de cerveza», afirma Felisa mientras muestra orgullosa su jardín libre de caracoles. La abuela explica que se debe colocar un recipiente bajo el nivel del suelo lleno de cerveza. «A los caracoles les encanta el olor de la cerveza y caerán en la trampa, dejándonos el jardín limpio», comenta con una sonrisa.

Otro truco casero que Felisa recomienda es el uso de cáscara de huevo triturada. «Solo tienes que esparcirla alrededor de las plantas que quieres proteger», dice con determinación. La textura afilada de las cáscaras actúa como una barrera física que los caracoles no pueden cruzar sin lastimarse. Además, las cáscaras de huevo aportan calcio al suelo, lo que resulta beneficioso para el crecimiento de las plantas.

El café también se ha convertido en un aliado en la lucha contra los caracoles, según Felisa. «La cafeína es tóxica para los caracoles», señala mientras esparce posos de café alrededor de sus plantas. Además de repeler a los caracoles, los posos de café enriquecen el suelo con nutrientes adicionales. «Es un doble beneficio, tanto para las plantas como para mantener alejados a los caracoles», añade.

Felisa no olvida mencionar el uso de ajo y cebolla. «Puedes hacer un spray con ajo y cebolla triturados, mezclados con agua», dice mientras muestra una botella de spray casera. Ella recomienda rociar esta mezcla en las hojas y tallos de las plantas. El fuerte olor del ajo y la cebolla actúa como un repelente natural, manteniendo a los caracoles a raya.

Estos métodos, destaca Felisa, no solo son efectivos, sino también económicos y respetuosos con el medio ambiente. «No necesitas gastar dinero en productos químicos caros ni dañar el suelo de tu jardín», asegura. La abuela subraya que la clave está en la constancia y en utilizar estos métodos de forma regular para mantener una defensa efectiva contra los caracoles.

Los vecinos de Felisa ya han empezado a adoptar sus consejos y muchos han visto mejoras notables en sus jardines y huertos. «Antes tenía un problema grave con los caracoles, pero desde que empecé a usar estos trucos naturales, mi huerto está en perfecto estado», comenta Elisa Martínez, una vecina agradecida.

Con su sabiduría y experiencia, Felisa Torres continúa inspirando a su comunidad, demostrando que a veces las soluciones más efectivas para los problemas del jardín están al alcance de la mano en la cocina de casa.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS POPULARES