Recomendaciones para cuidar tus herramientas correctamente

Las herramientas de trabajo llegan a convertirse en parte indispensable de las vidas de muchas personas, pues de lo contrario, el esfuerzo para cumplir con ciertas labores sería mayor.

Como muestra la lista que se presentará en este artículo, existen algunos consejos básicos que puedes emplear para mantener tus implementos y herramientas en perfecto estado, ya sean mecánicas o manuales, como las que encontrarás haciendo clic en este sitio, las cuales, cumplen con los estándares de calidad que aportan durabilidad y desempeño.

Si quieres prolongar la vida de tus herramientas, y lograr obtener el mayor potencial de su desempeño en cada oportunidad que las usas, te compartimos una lista de tips de cuidado. Incorporar estas rutinas en tus hábitos, te ayudará a tener mejores resultados en función al cuidado que le das a tus implementos de trabajo.

4 recomendaciones para cuidar tus herramientas correctamente

1. Usa la herramienta para lo que fue diseñada

Un grave error que suelen cometer muchas personas, es emplear una herramienta que no ha sido diseñada para una finalidad para sustituir a otra. Tal es el caso del uso del destornillador para intentar aflojar una tuerca tipo Torx. El resultado es que la punta del destornillador sufre un daño irreversible y se puede llegar a dañar la tuerca, haciendo que el trabajo de extraerla sea mucho más difícil.

Esto puede, incluso, duplicar el tiempo y energía que deberás invertir para lograr el objetivo. Cada herramienta ha sido creada para una función en particular, intenta mantener esto en cuenta tanto como puedas.

2. Mantén las herramientas limpias

Después de utilizar un dispositivo, lo más recomendable es hacer una limpieza. No tiene que ser algo profundo que te quite demasiado tiempo. Bastará con remover las partículas más evidentes, cuidar la zona de agarre, y si es posible, lubricar las partes que así lo requieran.

Aunque el ojo humano no lo percibe, el sudor y muchos otros componentes externos, como el polvo y la humedad, pueden llegar a deteriorar progresivamente el material con el que ha sido fabricada la herramienta. Si la mantienes limpia y haces un mantenimiento periódico, prolongarás la vida de la misma.

3. El correcto almacenamiento

Muchas veces, por cuestiones de tiempo o por comodidad, terminamos apilando las herramientas en lugares en los que se hace imposible encontrarlas en una siguiente oportunidad que lleguemos a necesitarlas. Como resultado, deberemos invertir una mayor cantidad de tiempo, disminuyendo el rendimiento de nuestro trabajo.

Si tienes un caos en tu taller o lugar de trabajo, puedes tomarlo como un proyecto de fin de semana, y crear un sistema de almacenamiento en el que no estén expuestas a la humedad. Desarrollar el hábito de ubicar las herramientas en el sitio correcto, en cada oportunidad que las uses, te ayudará ahorrar mucho tiempo y trabajarás con una mejor eficiencia.

4. Usa un transporte correcto

Las cajas de herramientas suelen ser la solución habitual para muchos, sin embargo, existen diferentes modelos y tamaños en el mercado, que pueden ajustarse a las necesidades de cada usuario.

Es un grave error apilar las herramientas de manera desordenada en una caja de herramientas, ya que, se terminan rayando, golpeando, y afectando no sólo su estética, sino que algunas herramientas más frágiles pueden terminar siendo dañadas por otras más pesadas.

Lo ideal es que uses el medio correcto de transporte para cada herramienta. Muchos dispositivos electrónicos o mecánicos tienen su propio estuche de traslado. Si está entre tus posibilidades, intenta utilizarlo cada vez que puedas.

Cuando le damos un uso correcto a las herramientas, aumentamos la precisión, optimizamos el tiempo invertido, y logramos resultados más eficientes. Al final del día, será mucho más rentable prolongar la vida de nuestros implementos de trabajo, que tener que ir al almacén por nuevas herramientas, tras haber perdido un grupo de ellas por la humedad o por falta de mantenimiento.

Scroll al inicio