El guardameta del Chelsea, Petr Cech, ha sido nombrado mejor jugador del año 2009 de la República Checa. Actualmente lesionado de su gemelo, acudió a Praga a recoger el premio.

Cech, que ya lo consiguió en los años 2005 y 2008, quedó primero tras el apoyo unánime de entrenadores, jugadores y periodistas. Milan Baros del Galatasaray y Plasil del Girondins de Burdeos, acabaron segundo y tercero respectivamente.

En otras categorías, Frantisek Komnacky, técnico del Jablonec 97 fue nombrado mejor entrenador del año, mientras que el mejor joven fue para Adam Hlousek del Slavia de Praga. Un premio de lo más curioso fue el del jugador con más personalidad de la liga checa que para el jugador de 36 años, Tomas Repka.

También te puede interesar:   Quique se la juega sin Agüero