Pau Gasol ha sido duramente infravalorado

Pau tiene miedo.Como Cenicienta, a media noche sabrá su futuro, que pinta más gris incluso que hace un mes. Todo apunta a que se quedará en Memphis Grizzlies hasta final de temporada. Tendrá que aguantar las continuas derrotas del equipo y una afición que le abucheará en cada partido. Algo que ni por asomo se merece el bueno de Pau.

El jugador catalán ha sido menospreciado hasta en los foros de la NBA; donde le nombran como «el que más cobra de Memphis». Como si cobrara de más, y le tuvieran que bajar el sueldo. Recordemos que jugadores como Michael Finley; Grant Hill; Jalen Rose; Eddie Jones (ex-compañero en Memphis), tienen un salario mayor que Pau, por nombrar algunos.

Aunque hay todavía agentes que mantienen la fe y rumorean que el futuro de Pau podría estar muy cerca de New Jersey Nets a estas horas, en un acuerdo a tres bandas con los Lakers. Todo depende de Jason Kidd.

Para que un profesional como Pau Gasol pidiera públicamente su traspaso hace un mes, ya tendría que estar más que harto de su situación deportiva. 6 temporadas en los Grizzlies pienso que han sido una losa demasiado grande para un jugador, que debería haber estado luchando por el anillo de campeón prácticamente desde que llegó a la NBA.

A pocas horas para clarificarse su futuro más reciente, el traspaso que pisa más fuerte es el que implicaría a Grizzlies, Nets y Lakers. Quedaría así:

– Los Lakers reciben a Jason Kidd.

– Los Nets reciben a Kwame Brown y Pau Gasol.

– Los Grizzlies reciben dos primeras rondas del draft (una de Lakers y otra de Nets); a Brian Cook; Eddie House; Chris Mihm; Aaron Mckie y Shammond Williams.

Lo veo algo utópico, aunque cada equipo recibiría lo que quiere:

Lakers: a Jason Kidd al precio que sea.

Nets: a Gasol al precio que sea (y se llevan de regalo a Brown).

Grizzlies: poder reestructurar el año que viene el equipo. Con dos primeras rondas de draft y sobre todo con jugadores que expiran contrato, y así poder liberar las arcas de la franquicia.

A pesar de todo ello, sigo pensando lo que hace mucho tiempo. Pau Gasol debería irse a Dallas Mavericks. Su propietario, el «Milloneti» Mark Cuban debería meter mano en el asunto y sacar tajada.

Tiene jugadores de sobra para ofrecer a Jerry West, de los que le gustan a la leyenda angelina. Y Dallas no notaría para nada las bajas, porque tiene plantilla suficiente para estar entre los mejores, pero le falta un pívot para ser campeones (ojalá me equivoque).

Con ofrecer lo que un agente ha insinuado en uno de los foros de la NBA: Austin Croshere, Devin Harris y Desagana Diop. El traspaso estaría hecho. Y Dallas sería campeón. Pau sería campeón.

Hasta las 00:00.

Ir arriba