La empresa Widex (fundada en 1956) es una multinacional danesa cuyo negocio se centra en la creación y distribución de audífonos para más de 90 países de todo el mundo. No es muy habitual (ni sencillo) encontrar artículos de lujo dirigidos a aquellas personas que padecen una deficiencia física, pero esta casa danesa ha querido ser pionera en su campo y ha creado el primer audífono de lujo para personas con problemas de audición y sordera.

El audífono de Widex va mucho más allá de cualquier otro audífono que ustedes hayan podido ver en toda su vida. Desde que la empresa comercializó su primer aparato, allá por 1995, ha llovido mucho, y la evolución de estos audífonos ha sido espectacular. Tamaño, potencia, diseño y grosor son algunas de las cosas que se han mejorado de estos amplificadores de sonido desde los años noventa, pero es obvio que únicamente con pequeñas modificaciones no se consigue el ‘standard‘ de excelencia que han alcanzado los daneses.

Lo que hace del audífono de Widex un verdadero lujo son el oro y los diamantes, y en este pequeño aparato los encontramos en grandes cantidades. El amplificador de la marca danesa lleva ni más ni menos que 220 diamantes repartidos entre la caja del audífono y la pieza de la oreja. Además de un baño de oro, que hacen de este aparato uno de los más lujosos y exclusivos del mercado.

El lujo de este aparato no está pensado para todos los bolsillos, y es que las 25,000 libras (o casi 30.000 euros) en los que está presupuestado este audífono harán que más de uno se lo piense dos veces antes de adquirirlo.

También te puede interesar:   Cucaracha con diamantes, vivita y coleando