Porsche siempre ha sido una marca muy apreciada por los aficionados al motor. Tiene tras de sí una enorme historia plagada de éxitos a nivel deportivo y de maravillosos diseños de coches. La firma alemana, no obstante, siempre ha sido considerada como una marca de coches deportivos de lujo, pero menos. Menos que otras marcas italianas más asociadas a la élite.

Pero hoy vamos a romper una lanza a favor de Porsche presentando este nuevo Boxster S, completamente renovado y listo para conquistar, otra vez, a los aficionados a la marca alemana. El roadster de Porsche, se ha inspirado en otros modelos de competición de la marca como el 906 o el 917. La estética sigue siendo un pilar fundamental en todo lo que hace la firma alemana. Y de nuevo, este Boxster se convierte una pequeña joya.

“La línea vertical de los faros evoca el legado de competición de Porsche de los años sesenta y setenta. El nuevo Boxster incorpora estos genes, que le llevan a una nueva y futurista dimensión. Las tomas de aire sobredimensionadas de llamativa forma proporcionan al frontal una expresión enérgica”. Así define la propia marca las cualidades estéticas de este Boxster S.

¿Y el apartado técnico? De 0 a 100 km/h en 5,1 segundos alcanzando una velocidad máxima de 279 km/h. No está mal, ¿no? Pero al margen de estos detalles, que suelen ser más bien anecdóticos, el Boxster viene con toda la tecnología Porsche aplicada a este pequeño bólido, sin olvidar el respeto por el medio ambiente a través de modernos dispositivos.

¿Lo mejor? Solo cuesta 67.640 euros. Tal vez no sea el Lamborghini Aventador que el otro día CR7 dejó parado en medio de Madrid, pero es un deportivo de lujo, a precio moderamente asequible y que, a buen seguro, nos deparará jornadas de conducción inolvidables. Y si es en verde, mayor originalidad.

También te puede interesar:   Una sartén con clase