No tiene nombre

Regina OliveiraBueno la verdad es que sí, se llama Regina Oliveira y dicen que es la mejor colegiada de Brasil. Ha pitado incluso la final de una liga de Primera división, pero su última actuación arbitral es difícil de calificar.

Lo cierto es que es más fácil descalificarla, porque la señora se lució. Deber ser la primera vez en la historia que un recogepelotas marca un gol y el trío arbitral muy atento a la jugada le da validez.

La señora árbitro en cuestión decide pitar gol, tras ver al portero sacar el balón de las mallas sin apreciar un detalle insignificante, y es que el balón lo había colocado allí un recogepelotas. Indignante el espectáculo.

Sílbato de mujerLa colegiada comprueba lo que se dudaba antes de la rocambolesca acción, que era precisamente si la red estaba rota y al  no estarlo da gol legal.

Espero que este comentario no despierte a todos esos machistas de andar por casa, que dirán que las mujeres sobran en el fútbol (que por supuesto algunas sobran), no es cuestión de ser hombre o mujer, sino de ser profesional y esta vez se ha demostrado que la atención de este trío no estaba sobre el campo sino bastante lejos, porque tiene tela, un gol marcado por alguien que no juega.

Dicen que será sancionada, se lo merece a ver si aquí en España también empieza la nevera a funcionar, que con el calorcito las cabezas se despistan y a alguno le vendrá bien un poquito de hielo para reactivar las neuronas.

Anda que sí, luego decimos que nuestros árbitros son los peores, ¿dónde están los buenos? Esta pregunta sólo tiene una respuesta, como los premios de las bolsas de patatas. SIGA BUSCANDO.

Ir arriba