Michael Jordan multado

Sí, pero no por exceso de velocidad. Sino por camelarse a uno de los futuros dominadores de la NBA, y probable número 1 del próximo draft (si sus queridos padres quieren): Kevin Durant.

He llegado a leer de él que es una simbiosis entre Tracy McGrady y Pau Gasol. Como siempre en estos casos, los yankees exageran. Ya se les acabó el gancho de los sucesores del mismo Jordan, así que hasta éste mismo debe salir a escena para no bajar el ánimo del comisionado.

Le ha costado 15.000 dólares la broma a Michael. Todo por alabar el juego del chiquillo (tiene 18 años), porque ya se sabe que la NBA blinda a sus futuras y cada vez más extintas extrellas. Ya que de sobra saben que son los jugadores foráneos quienes mantendrán su liga como la mejor del mundo. Hasta que se cansen.

Las normas de la NBA son muy tajantes en algunos aspectos, y muy blandas en otros (como casi todas). Por ejemplo, permiten a franquicias como New York o Dallas pasarse el límite salarial por sus partes; mientras impiden que las franquicias «modestas» influyan a jugadores universitarios que, o no están en su último año de universidad o bien no han sido declarados seleccionables en el draft.

En el caso de Kevin Durant, su equipo, Texas, acaba de ser eliminado del torneo final de la NCAA, y en todos los medios ha salido que son sus padres quienes van a tomar la decisión de si da o no el salto a profesionales. Teniendo en cuenta que sólo ha estado este año en la universidad.

Jordan en dichas declaraciones destacaba la versatilidad de Durant. Seguro que ningún cameo le había salido tan caro antes, y menos tratándose de un hombre. En fin, 15.000 dólares que pasan de Jordan a David Stern; mientras los padres de la criatura se piensan si hacer caso al primero.

Ir arriba