Miami - San Antonio

Así como la mayoría de las competencias europeas de fútbol ya han finalizado por esta temporada, y a la espera de lo que suceda con las eliminatorias mundialistas y la Copa Confederaciones, toda la atención del mundo del deporte está centrada ahora mismo en lo que será la gran final de la NBA, que comenzará el próximo jueves con el primero de los choques entre el Miami Heat y San Antonio Spurs.

En concreto, se debe destacar que la noticia de la jornada es que Miami Heat será el rival de los San Antonio Spurs en la gran final de la NBA, luego de que los de LeBron James superaran en el séptimo y decisivo encuentro de la final del Este a Indiana, por un resultado de 99 -76, que a todas luces resultó más cómodo de lo que podía llegar a suponerse en vista de lo que habían sido los seis choques previos.

Lo más interesante del caso es que, de esta forma, se estarán enfrentando en la definición de la liga de básquetbol más potente del mundo, los dos conjuntos que fueron ganadores de sus conferencias y que si bien tienen estilos muy distintos, con el poderío mental de los Spurs, y el físico de los Heat, promete una de las mejores finales que se recuerden en los últimos tiempos.

Ayer mismo, de hecho, LeBron James demostró que quiere seguir el camino que en su día recorrió el inolidable Michael Jordan, ya que terminó el partido en Miami con 32 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias ante un Indiana que se vio desarmado por una defensa realmente espectacular de los dueños de casa, que todo el tiempo le llevó a tomar ataques poco coordinados, y en malas condiciones.

También te puede interesar:   Argentina vence ante Nigeria

De este modo, el duelo de la final está servido, con Parker, Duncan y Ginobili de un lado, frente a LeBron, Wade y Bosh del otro. Con dos estilos completamente distintos, habrá que ver si triunfa el hambre de victoria de los Heat, o el conocimiento de estas instancias que tienen los Spurs.