Miami se lleva el anillo de la NBA

Miami se lleva el anillo de la NBA 5

El Miami Heat se ha consagrado este último viernes por la madrugada como el campeón reinante de la NBA, al derrotar nuevamente a Oklahoma, cerrando la serie entre los ganadores de conferencia por 4 a 1 a favor de los del este, que brillaron con luz propia, especialmente la de su figura, y el escogido MVP de los playoffs, LeBron James, quien totalizó 26 puntos, 13 asistencias y 11 rebotes.

De esta forma, Miami logró imponerse por un marcador final de 121-106 a Oklahoma en su casa, el American Airlines Center, que de esta forma festeja el segundo anillo de campeones de la NBA de la franquicia en su historia, teniendo claramente como estrella en este caso a un James que llegó a la máxima competencia internacional del básquetbol como primero en el draft de 2003, pero que tuvo que esperar hasta ahora para llevarse su primer anillo a los 28 años.

Justamente, el MVP quiso recordar los momentos en los que decidió marcharse de Cleveland, el conjunto con el que había debutado en la NBA, y lo hizo de la siguiente forma “Esto significa todo para mí. Tomé una decisión difícil al marcharme de Cleveland, pero entendía cuál era mi futuro. Sabía que tendría un futuro brillante. Este es un sueño convertido en realidad. Definitivamente todo ha dado frutos”.

Luego, entre los otros héroes del Heat, especialmente en la misma serie contra Oklahoma, y por qué no en este encuentro definitorio, podemos mencionar a Chris Bosh y Dwayne Wade, los otros integrantes del trío estelar que prometió junto con James títulos para Miami hace un par de años. El primero de ellos totalizó 24 puntos, mientras que Wade añadió 20 y también fue de destacarse la actuación de Mike Miller, que acertó siete triples y totalizó 23 puntos.

De esta forma, quien se quedó con las ganas de obtener su primer anillo fue Kevin Durant, figura de Oklahoma y quien ahora acompañará, paradójicamente, a James en el intento de Estados Unidos de hacerse con los Juegos Olímpicos de Básket. Sin embargo, Oklahoma ha sembrado semillas que podrían traerle resultados muy pronto, considerando que su equipo titular es uno de los más jóvenes de la NBA, con cuatro iniciales por debajo de los 24 años.

Ir arriba