-

Marte, el País Rojo

Marte está considerado como el cuarto planeta de todo el Sistema Solar. Tiene una importancia descomunal, entre otras cosas porque es el dominio y la sede central de Forge World, que pertenece al Adeptus Mechanicus. Es más conocido como «el planeta rojo», y se le aclama como la maravilla más grande de toda la galaxia.

Hace mucho tiempo, a comienzos del siglo XXII concretamente, Marte se configuró como el primer planeta habitado por seres humanos, aunque más tarde iba a pasar a ser colonizado por los cárteles industriales, por lo que fue también el primer Mundo Colmena considerado como un gigantesco foco científico.

55

Hubo un tiempo en el que los imperios de Marte y de la tierra convivieron pacíficamente, pero más tarde se iba a producir la era de los conflictos, en la que Marte tuvo que aislarse durante muchísimo tiempo, ya que la anarquía se apoderó, destruyendo la Tierra. Marte consiguió sobrevivir gracias a los escudos atmosféricos, que le protegieron de toda la radiación mortal que dejó el país rojo totalmente deshabitado durante un tiempo.

Al terminar las guerras de unificación, en Marte habían aprendido y se había instaurado una cultura totalmente diferente a la de la tierra, capitaneada por el Culto Mechanicus. Con ello, la Tierra y Marte se han juntado creando una unión con Marte.

Por último, hay que decir que mientras se produjo la Gran Cruzada, las legiones de Titanes se fueron con los Marines Espaciales.

Los marines espaciales tratan de tener marte bajo control debido a las amenazas tiránidas de las minas colmena. La pregunta que cada vez más los caballeros grises se hacen es si los tiránidos podrán invadir estas lunas y de este modo frenar el avance de los hombres del espacio en su intento por mantener a salvo la galaxia. En próximos artículos hablaremos más sobre esto.

También te puede interesar:   Reportaje: Hip Hop en Murcia
También te puede interesar:   Los nominados a los premios Razzie

Lo último...

Artículo anteriorEl Ogro Carnicero
Artículo siguienteSchumacher ya no corre peligro de vida