Es importante empezar el año con buen pie y sobre todo con unos buenos tacones que marquen tendencia, sean exclusivos y lujosos. Por ello, hay modelos de las más prestigiosas firmas que han creado sus modelos para esta noche tan especial del año, en la que se pedirán nuevos deseos y se dejará el 2011 para empezar nuevos proyectos con nuevas ilusiones.

Aunque no existe la creencia de que empezar el año subida a unos taconazos de vértigo de las más prestigiosas marcas dé buena suerte, como puede ser beber la copa de cava con algo dorado dentro o adelantar el pie izquierdo mientras se comen las uvas, seguro que estos espectáculares zapatos que a continuación os mostramos cambiarán sin duda esta noche tan especial y dejarás boquiabiertos a los que te rodeen en esta noche.

Para las “fashion victims”  adictas al calzado de lujo os presentamos una serie de verdaderas joyas para los pies, piezas de ensueño, para verdaderos coleccionistas:

  • Peep Toe de raso rosa, de DIOR.
  • Peep Toe de ante negro con plataforma y tacón de escamas doradas, de LODI. Este zapato tiene un precio aproximado de 120 euros.

 

  • Peep Toe de ante con tacón de 16 centímetros y plataforma externa y embellecido con decenas de piedras de Swarovski sin pulir incrustadas manualmente, de URSULA MASCARÓ. Su precio es de 545 euros. 

 

  • Modelo Antik Piombo. Este diseño se caracteriza por ser abotinado y fabricado en pitón plateado con plataforma externa y tacón de 16 centímetros. Asimismo está adornada con una malla de encaje cosida artesanalmente. También es de la diseñadora ÚRSULA MASCARÓ y su precio asciende a los 320 euros.
  • Por último, destacamos esta sandalia verde esmeralda con empeine cubierto por una fina malla transparente y tiras cubiertas de cristales y lentejuelas, de JIMMY CHOO.
También te puede interesar:   Bentley lanza una edición de bolsos de lujo

 

 

 

Como pueden comprobar los hay más clásicos o sencillos y otros más adornados con piedras preciosas plumas o encajes. La elección resulta dificil, porque a pesar de los precios, son divinos.