Luis Enrique, nuevo entrenador del Celta de Vigo

Luis Enrique

Luego de que el Celta de Vigo mantuviera milagrosamente la categoría en la última jornada de la Liga BBVA, superando en puntaje a los descendidos Mallorca, Zaragoza y Deportivo La Coruña, el club acaba de anunciar oficialmente el fin de la relación con Abel Resino por diferencias en la filosofía, de forma que la búsqueda de un sustituto para el banquillo parecía comenzar, aunque la verdad es que ya ha finalizado.

El hecho es que la directiva del club ya venía trabajando en la firma de un nuevo entrenador y las últimas informaciones desde la prensa local indicaban que el elegido había sido ni más ni menos que Luis Enrique, famoso por haber sido futbolista del Real Madrid y Barcelona, y posteriormente entrenador del Barcelona B y la Roma de Italia.

De este modo, se espera que Luis Enrique sea presentado en las próximas horas como nuevo entrenador del Celta para las dos próximas temporadas, una vez que ese es el acuerdo alcanzado entre las partes, y a sabiendas de que entonces el equipo podrá acometer los fichajes que considere necesarios, muchos de ellos con el dinero ingresado por la venta de Iago Aspas al Liverpool de Inglaterra, que se cerró esta semana.

En cuanto a la salida de Resino, en tanto, el club gallego ha indicado a través de un comunicado oficial en su página web, que “Abel Resino se desvincula del Real Club Celta tras el acuerdo alcanzado por ambas partes para proseguir sus caminos por separado, una decisión conjunta tomada hoy por considerar que, una vez alcanzado el objetivo en la recién concluida temporada, es lo mejor tanto para el técnico como para el club al percibir diferencias en la filosofía de club”.

Posteriormente, también se comunicó de la misma forma que “el Real Club Celta quiere expresar su más sincero agradecimiento a Abel Resino por el trabajo que ha realizado en el último tramo de la competición, en el que el equipo ha conseguido la permanencia. El club desea felicitar al entrenador por este gran logro y agradecer su implicación y esfuerzo durante su etapa en el banquillo celeste, en la que su comportamiento ha sido ejemplar”.

Ir arriba