La verdad es que el verano ha sido menos malo de lo que muchos esperaban, algo que se agradece bastante en muchos sectores, como es el caso de la hostelería. El otro día estaba escuchando en la televisión que los hoteles no han notado tanto la bajada de turismo, ya que muchos extranjeros han seguido viniendo a España y además, muchos españoles que antes se iban fuera han tenido que recortar y quedarse en España.

Pero lo que me llamaba más la atención es que los hoteles que menos han notado la crisis y que han tenido una ocupación más cercana al lleno absoluto han sido los de cuatro y cinco estrellas.

Una noticia que viene a confirmar lo que decíamos el otro día, que el mundo del lujo, aunque es cierto que tuvo un poco de parón, está remontando y superando la crisis.

Parece ser que no hay que temer por las grandes firmas de lujo…

Foto de buscaprof

También te puede interesar:   Versace tendrá su tercer hotel de lujo