Los Cabos emerge como el oasis del turismo médico y el wellness

0
7
Los Cabos emerge como el oasis del turismo médico y el wellness

La combinación entre la experiencia turística paradisíaca y el servicio médico de calidad ha permitido a Los Cabos situarse a la cabeza como un destino líder en turismo de salud y bienestar. A la amplia oferta de servicios médicos de calidad se suma una apuesta por el cuidado de la salud desde un enfoque holístico, con propuestas disruptivas orientadas a mantener el equilibrio y bienestar físico, mental y espiritual.

En los últimos años, el cuidado de la salud y el bienestar físico y mental han ganado protagonismo, fomentando una mayor conciencia sobre la importancia de cuidar del cuerpo y la mente ante la acelerada vida en sociedad. Esta tendencia se ha trasladado a múltiples aspectos de la vida, tanto desde el prisma corporativo como en entornos de ocio y disfrute. Una de las industrias que ha sido testigo de un crecimiento del interés en estos temas ha sido la industria turística.

Alentados por la búsqueda de nuevas experiencias de viaje y por la creciente importancia que tiene el cuidado de la salud en la vida diaria, el turismo médico ha emergido como una alternativa cada vez más extendida entre la población. Ante esta tendencia, México se ha alzado como uno de los países más populares para practicar este tipo de turismo, situándose como el segundo destino más popular para el turismo de salud, con cerca de 1,2 millones de pacientes extranjeros al año, según ‘Patients Beyond Borders’.

Entre los destinos mexicanos más atractivos para practicar el turismo médico se encuentra Los Cabos. Ubicado al sur de la península de Baja California, entre las excepcionales playas del Mar de Cortés y el Océano Pacífico, la región ha emergido como un destino líder en turismo de salud y wellness, destacando por la integración de servicios médicos de alta calidad con experiencias y paisajes excepcionales. Todo ello gracias a una infraestructura médica inmejorable, hoteles adaptados y clínicas innovadoras, que también promueven un estilo de vida saludable y equilibrado.

Enclavado en el impresionante paisaje de Baja California Sur, Los Cabos se destaca como un epicentro emergente del turismo médico en México. Con una afluencia anual de más de 4 millones de turistas, la región ha registrado un crecimiento en el número de pacientes que buscan tratamientos especializados que combinen con experiencias de lujo en un escenario de belleza natural incomparable. En este sentido, las conclusiones del Observatorio Turístico de Los Cabos reflejan que los desplazamientos por razones médicas en Los Cabos constituyeron el segundo motivo de viaje de los visitantes internacionales durante el año pasado.

El desarrollo tecnológico y la innovación de la región también han motivado el crecimiento de este tipo de turismo. Baja California Sur se sitúa en primera posición entre los estados mexicanos que cuentan con la mayor calidad en tecnología dirigida a la salud de visitantes internacionales. Así, en el estado mexicano se ubican actualmente 13 de los 66 establecimientos nacionales dirigidos a este tipo de servicios.

A la innovación se suma un aspecto clave para el turista extranjero y nacional: la conexión aérea directa. Los Cabos conecta con más de 300 viajes directos semanales desde Estados Unidos, con vuelos desde 30 aeropuertos, desde ciudades como Los Ángeles, pasando por Dallas hasta Las Vegas. Asimismo, para los visitantes del norte, las principales ciudades canadienses como Toronto, Calgary y Vancouver están a un vuelo de distancia al Aeropuerto Internacional de Los Cabos. Y, con foco en seguir incrementando el turismo europeo, la nueva ruta directa desde Fráncfort, Alemania, surca el océano hasta Los Cabos con dos vuelos semanales de noviembre a abril.

Los servicios médicos de la región destacan por el uso de tecnologías de última generación y tratamientos innovadores a la vanguardia de la medicina. Entre las especialidades más demandadas por los visitantes de Los Cabos, destacan los servicios de neurología y las terapias de fertilidad, mientras que áreas como odontología, oftalmología y cirugía estética cada vez son más atractivas por los precios de los tratamientos. Así, los precios de los servicios ofrecidos en la región en este tipo de especialidades pueden ser entre el 35% y el 85% más bajos en comparación con los costes en otros países del continente.

Entre las clínicas que han revolucionado la medicina en la región se encuentra Neuro Spine & Pain Clinic, un centro especializado, bajo la dirección médica del neurocirujano Raúl Rincón, que personifica la excelencia médica en Los Cabos. Como un brillante ejemplo de práctica médica de vanguardia, esta clínica destaca por su avanzada tecnología, sus redes de especialistas médicos y su enfoque holístico, que sitúa al paciente en el centro de la terapia y la aborda desde múltiples ángulos. Su éxito ha cruzado fronteras y, actualmente, más de la mitad de los pacientes de la clínica del Dr. Raúl Rincón proceden de mercados como Estados Unidos y Canadá, lo que demuestra que clínicas como la suya están convirtiendo a Los Cabos en pionera de la atención médica mundial. Otro notable ejemplo es Biogenia, bajo la dirección de Javier Payén, la primera clínica de fertilización in vitro (FIV) en Los Cabos y Baja California Sur, que ofrece altas tasas de éxito y atención personalizada.

Otro de los pilares esenciales del destino mexicano es la excelencia en el servicio y la calidad de sus hoteles. Durante los últimos años, Los Cabos ha impulsado la profesionalización y el salto de calidad en la hospitalidad con el objetivo de potenciar su industria hotelera. De entre las más de 18.500 habitaciones, repartidas en cerca de 90 establecimientos, 5.000 se sitúan en el segmento del lujo. Asimismo, los exclusivos hoteles se caracterizan por no superar las 250 estancias en el caso de los resorts, combinándolo con propuestas diferenciales como grandes villas y haciendas y hoteles boutique, lo que permiten brindar un servicio personalizado a cada visitante.

Esta excelencia y compromiso con el cliente ha sido palanca esencial para que Los Cabos se alce como la opción preferida por los turistas que buscan combinar una experiencia paradisíaca con un servicio médico inigualable. Establecimientos como el Hampton Inn & Suites by Hilton Los Cabos han incorporado habitaciones especialmente diseñadas para la recuperación de cirugías. Este fenómeno, que ha cambiado drásticamente en los últimos 15 años, refleja el compromiso de la industria hotelera con la comodidad y el bienestar de los pacientes que quieren tener una estancia segura y cómoda durante el periodo de duración de su tratamiento médico.

Cada vez son más los expertos que subrayan la importancia de un cuidado integral de la salud, que implica un equilibrio entre el bienestar físico, mental y espiritual. La filosofía slow que define a Los Cabos también ha conquistado el sector de la salud, y son cada vez más los turistas que, atraídos por este estilo de vida, buscan una experiencia de viaje que les ayude a desconectar de la celeridad de su rutina diaria en un entorno de espléndida belleza natural.

Desde retiros de yoga y meditación como Cabo Yoga & Fitness o Moduvated, a retiros de Respiración Consciente o Breathwork con Ofelia Bojórquez, hasta tratamientos de spa elaborados con arcilla orgánica y flores del desierto o sesiones de sound healing que tratan patologías mediante el sonido de diversos instrumentos. Los turistas que acuden a Los Cabos en busca de calma espiritual y purificación encuentran en el destino una amplia oferta de tratamientos, terapias y actividades para cuidar cuerpo y mente.

Entre las prácticas más tradicionales y ancestrales, los turistas pueden disfrutar del spa ZENICA, ubicado en el hotel boutique The White Lodge, que ofrece tratamientos naturales de medicina antigua, temazcales y clases de respiración.

Y, para aquellos que buscan conectar con la naturaleza, el destino acoge propuestas de glamping o actividades de senderismo por la Sierra de la Laguna, que permiten desconectar del ruido de la ciudad y disfrutar de una ubicación privilegiada entre el océano Pacífico y el mar de Cortés.