Lewandowski y el Dortmund pasan por encima al Real Madrid

Al igual que le pasó al Barcelona en su visita a Munich, el Real Madrid ha sufrido una dolorosa derrota en su partido de ida de las semifinales europeas que lo ha enfrentado al Borussia de Dortmund. El protagonista del encuentro fue el delantero local Lewandowski, que fue el autor de los cuatro goles que anotó su equipo. El gol de la honra del conjunto blanco fue de Cristiano Ronaldo.

El resultado final del partido muestra lo ocurrido durante el choque, donde el conjunto alemán pasó por encima de equipo dirigido por Mourinho, sin que los jugadores pudieran hacer nada, que estuvieron perdidos durante los 90 minutos del encuentro y donde el mejor del encuentro fue el portero Diego López.

lewandowski anota cuatro goles al real madrid

El inicio del encuentro sorprendió a todo el mundo, ya que se esperaba al conjunto alemán que saliese con el cuchillo entre los dientes en busca de la yugular de su rival, pero no fue así, sino que le dio el balón a los de Mourinho y utilizó las mismas armas que el conjunto blanco, es decir, robar el balón y salir al contragolpe.

Así llegó el primer gol en el minuto 8 del partido obra de Lewandowski, que se adelantó a Pepe para introducir el balón en la portería. Antes ya había perdonado el primero pero en esta ocasión no falló.

El Madrid tenía el control del partido pero sin crear peligro, cosa que sí hacían los alemanes cada vez que se iban al ataque. En el minuto 43, el Madrid se encontró un regalo de Hummels que Higuín cedió a Cristiano Ronaldo para que empatara el partido.

Con el uno a uno en el marcador se inició la segunda parte, donde en poco más de quince minutos, los que van del 50 al 67, Lewandowski destrozó al Madrid con tres soberbios goles, uno de ellos de penalti.

A partir de ahí el conjunto alemán pareció dar por bueno el resultado y no creó mucho más peligro. Los cambios de Mourinho no funcionaron y ahora toca remontar en el Bernabéu, donde hará falta una remontada histórica para que el conjunto español esté en Wembley.

Ir arriba