A falta de fútbol, buenas son tortas, o eso es lo que pienso yo cuando escucho a mucha gente hablar de Mourinho y no del fútbol del Real Madrid, cuando es más protagonista el entrenador portugués en el banquillo o en las ruedas de prensa que su equipo en el campo, y es que parece que José Mourinho mueve montañas y al madridismo al son que él quiere.

Durante el partido del torneo Santiago Bernabéu la afición se volcó con el míster portugués, con pancartas de ánimo, alguna más graciosa que otras, y con cánticos, de hecho la mayor ovación se la llevó él, esto ocurrió cuando el spiker del Bernabéu le nombró, en ese momento estalló la fiebre Mou.

Y todo esto fue porque el día de antes surgió un rumor que podía dejar el Real Madrid, pero salió en seguida para desmentirlo, pero a pesar de eso, la afición quería demostrar que está con el entrenador y que no quiere que se vaya por nada del mundo … ¿sería una estrategía de José Mourinho para recibir más cariño?

Lo que está claro que es que el Madrid está guiado por la estrella de Mourinho, digan lo que digan.

También te puede interesar:   ¿Y el proyecto de futuro?