La campaña del Black Friday y Navidad superará los 1000 millones de euros a nivel mundial

Son muchos los que están esperando la llegada del Black Friday para hacerse con esas cosas que tanto quieren pero a un precio más reducido. Las tiendas físicas y los comercios electrónicos, se preparan para una de las campañas más importantes del año, junto con las compras de Navidad. Para este año, se estima que se supere los 1.000 millones de euros a nivel mundial. Para poder acceder a parte de ese pastel, es importante trabajar duro para llamar la atención de los usuarios y que estos apuesten por nosotros. En este sentido, desde Stackscale han recopilado algunas claves para conseguir este éxito.

La pandemia lo ha cambiado todo

La pandemia ha cambiado considerablemente los hábitos de consumo. La venta online y la compra en empresas locales han ganado protagonismo. Según un estudio sobre intención de compra en el Black Friday realizado por Google el año pasado, cerca del 57 % de los consumidores españoles planeaban aumentar el número de compras online respecto a años anteriores y el 73 % de los consumidores planeaban comprar más en pequeñas empresas locales. Asimismo, a fin de evitar aglomeraciones o desplazamientos innecesarios, el 60 % de los consumidores afirmaban comprobar el stock de los artículos online antes de ir a una tienda física.

Estos datos ponen de relieve la importancia de potenciar la estrategia omnicanal de las marcas y la visibilidad a nivel local. Además de la comodidad y la oferta que ofrece la venta online, los consumidores valoran cada vez más la experiencia de usuario (UX). Un aspecto en el que, según expertos de Internet como David Carrero Fernández-Baillo de Stackscale.com, la administración de sistemas y la infraestructura técnica del eCommerce juegan un papel esencial:

Invertir en una solución de hosting que responda a la demanda real del eCommerce es clave dentro de la estrategia para no perder ventas ni clientes potenciales; especialmente durante campañas con un alto volumen de tráfico como el Black Friday. Desde la experiencia de David Carrero en Stackscale, «una web lenta puede salir muy cara y dañar la confianza hacia la marca, porque en un mercado tan competitivo, los consumidores no siempre están dispuestos a soportar colas de espera para comprar un producto que pueden conseguir más rápido en otro sitio».

En este aspecto, la logística también es uno de los grandes puntos clave a tener en cuenta. La campaña navideña que despega a finales de noviembre con el Black Friday se caracteriza por generar un gran volumen de compras offline y online. Así lo reflejan las cifras de Packlink durante la campaña navideña de 2020; los envíos a través de la plataforma tecnológica crecieron un 163 % y la campaña de Navidad acabó representando el 17 % del total de envíos realizados en 2020. Este año, a la saturación logística habitual de esta campaña se le suman los problemas en las cadenas de suministro a nivel global, que siguen dificultando la producción y distribución de todo tipo de productos.

Ir arriba