En Orihuela se han lanzado a la calle para apoyar a su equipo, y es que los aficionados quieren mostrar a los jugadores que no están solo, y cuando las cosas no van tan bien, están ellos para darles el empujón que necesitan.

El Orihuela fue uno de los líderes sorpresndentes de la segunda división, y es que el conjunto alicantino lideró la categoría durante muchas semanas, pero el problema está que ahora está fuera de los puestos de ascenso. La afición ha decidido empapelar las paredes del estadio de Los Arcos con decenas de fotografías, dibujos, mensajes y dedicatorias, han sido enviados por distintos seguidores al club con un unánime mensaje de cariño y ánimo.

Con este detalle la afición quiere recuperar la moral de un equipo que suma tres derrotas consecutivas, y que han sacado de los puestos de ascenso al Orihuela.

También te puede interesar:   Raúl no se rinde y sueña con la proeza en Old Trafford