El whisky es una bebida con una popularidad fuera de toda duda. Su peculiar sabor le hacer marcar diferencias con otras bebidas alcohólicas. Un whisky es un whisky. Mucha gente no aguanta su sabor, pero aquellos que lo disfrutan pueden convertirse en verdaderos fanáticos. Hoy os traemos una botella de lujo de la popular firma Johnnie Walker. Se trata de la Gold Label, una de las opciones más sofisticadas y de calidad de la centenaria firma escocesa.

De muchos es conocido el Johnnie Walker Red label, el whisky más económico de la marca. Es una de los whiskys más populares del mundo. Pero si buscamos un extra de calidad la Gold Label colmará nuestros deseos. La botella de Gold Label 18 años no pasa de 60 euros con lo que su adquisición se antoja un poco más asequible con los cientos de miles de euros que teníamos que soltar por el Vodka Billionaire

Es una mezcla creada en 1920 para conmemorar los primeros cien años de la marca. Fue un secreto muy bien guardado durante años, hasta que se comercializó. Posee un carácter suave, dulce, suntuoso y distintivo, y una elegancia y calidad refinadas.

Con su rico color dorado y sus destellos de oro viejo, revela una nariz redonda, plena y profunda. Presenta notas de pasas suaves y caramelo, malta fresco y crema. Su paladar es rico y amplio, con un sabor pleno a malta y especias melosas, almendras y mazapán, lo que le dota de su cremosidad característica.

En su mezcla contiene Cardhu que ofrece un sabor fuerte y al mismo tiempo suave, a malta y roble. Los whiskies de grano añejos ofrecen una parte de dulzor persistente, mientras que Clynelish, del Norte de las Highlands, es el que aporta la inusual cremosidad aromática. El final posee muchos matices y una duración muy satisfactoria.

También te puede interesar:   Lámpara de mesa de fibra de carbono OLED, una obra maestra moderna

Así es el Gold Label de Johnnie Walker, un whisky de lujo para bebedores sofisticados.