Irureta abandona el barco, y con razón

Javier Irureta se puede decir ya que es ex-entrenador del Betis. Y con toda la razón porque según se ha sabido ha sido de auténtica vergüenza lo que han hecho los dirigentes del club. Hasta tal punto han llegado que el técnico ha decidido irse desesperado y harto de sentirse desautorizado una y otra vez.
La presión que ha tenido que aguantar el míster ha debido de ser brutal ya que incluso antes del partido en Tarragona dijo sentirse prácticamente sentenciado. El simple hecho de que el presidente José León Gómez obligara prácticamente al entrenador a alinear en el partido frente al Nástic a Robert ante la amenaza de éste de marcharse a México, da a entender que mucha confianza no es que tuviesen en el entrenador. Además debe sentar muy mal saber que tus jefes están buscandote un sustituto y aún no te hayan dicho nada.
Y por si fuera poco, cuando das vacaciones a tus jugadores y sabes que por detrás, los jugadores reciben una carta de parte del presidente con otras fechas diferentes, pues la verdad que es una invitación formal a irte.

Opino que lo que la directiva del Betis ha hecho con este hombre ha sido una falta de respeto total. No creo que la mejor manera de despedir a alguien sea lanzándole ‘bombitas’ y continuas provocaciones en forma de desautorizaciones y desprecios como profesional, para que al final acabe marchándose harto de aguantar lo inaguantable.
Y yo me pregunto ahora si realmente un entrenador puede llegar a ser tan culpable de una situación como para llegar a tratarle así. También me pregunto, o más bien, es una sospecha que tengo, de si la directiva ha llevado a cabo una estrategia de desgaste de la paciencia de una persona para que se vaya voluntariamente y así ahorrarse pagarle el resto del contrato… No sé, esperemos que Irureta hable porque quedan cosas sin aclarar porque no se ha confirmado que sea dimisión o destitución.

No me gustaría olvidarme de la caballerosidad que ha demostrado el técnico en todo momento. Otros hubieran puesto el grito en el cielo ante tanta intromisión por parte de la directiva en su trabajo. Aún y así se marcha ganando porque recordemos que ganó 0-1 en Tarragona. Olé por Irureta.

Ir arriba