Los medios de comunicación españoles tendrían que hacer una cosas por el bien de la selección española y es callarse. Hay que cortar todo el tema de raíz de las disputas entre jugadores de la roja y comenzar a zanjar estos debates tan absurdos, porque al final de tantas veces que se dice todo esto, va a ocurrir de verdad y será cuando nos lamentemos todos.

Desde que era pequeño, me han dicho que las peores verdades son las que se alimentan de rumores, porque la pelota va creciendo de tal manera, que no entran en acción terceras personas, sino que son comentarios más lejanos, de no sabes donde, pero que hacen mucho daño.

Precisamente, antes que lleguen esos comentarios, hay que acabar con las supuestas rupturas de amistad dentro de los jugadores que forman la roja, puesto que no ganamos, ni ganan, nada, pero si que podemos perder muchas cosas, como el bloque de un equipo campeón

También te puede interesar:   Montpellier campeón de Liga en Francia