-

Hamilton da un golpe de autoridad

alonso__060708.jpg

Lewis Hamilton quería ganar en Silverstone por muchas razones, pero la primera y principal porque corría en casa y se quería quitar la presión de ganar en un sitio donde comenzó la pelea entre él y Alonso la temporada pasada, y por supuesto todo lo que fuera no sumar diez puntos sería que el campeonato se pusiera muy cuesta arriba, pero ni en los mejores sueños pensó que todo iba a salir tan bien, puesto que Massa y Kubica acabaron fuera de carrera.

El inglés demostró su superiodad en toda la carrera, pero creo que fue escesiva en algunos compases de la carrera, porque creo que no era necesario arriesgar para doblar a su compañero de equipo, Alonso y Raikkonen, que en esos momentos luchaban por ver quien se quedaba en la cuarta posición.

La lluvía fue el «no» invitado a la fiesta de la Fórmula 1 y decidió mucho la carrera, puesto que hubo momentos que caía demasiada agua, por lo que usar neumáticos intermedios era peligroso y fueron los Toyotas, con Barrichello a la cabeza quien se la jugó más y con unos de extremos llegó a soñar con el primer puesto, pero la lluvía cesó y acabó en una meritoria tercera posición.

Heidfield fue la sorpresa grata para BWM, porque la salida de pista y posterior abandono de Kubica, hizo que el alemán demostrase su calidad y enseñara unas armas que se le estaban esperando desde hace tiempo, entre otras cosas porque el polaco en carrera era siempre muy superior, con este segundo puesto se espera que el piloto encuentre una regularidad.

También te puede interesar:   La lluvía estropea el US Open 2009

 Con respecto a la carrera que hizo Fernando Alonso hay que decir que una vez más se vio desfavorecido por las decisiones de boxes, porque su carrera era para estar con Barrichello, y al final solo pudo ser sexto, demostrando una vez más que su Renault no va mucho más.

También te puede interesar:   La lluvía estropea el US Open 2009

Lo último...