Podolski marca con Alemania en el Mundial de fútbol de Sudáfrica

Antes de arrancar los partidos del grupo D, se intuía un favoritismo de Alemania, con tres aspirantes por detrás, pero con el arranque de la primera jornada Alemania ha dado un golpe en la mesa con su fútbol elegante, bonito y de toque que ha sorprendido como ninguna selección lo ha hecho en las 3 días de Mundial que llevamos y eso que ya han jugado la mitad de las selecciones, con candidatos al título como Inglaterra o Alemania.

Siempre se ha hablado de que lo alemanes llevan la victoria en sus genes, pero esta generación de jóvenes futbolistas alemanes además tienen el gusto por el buen juego y en el día de hoy lo han dejado latente sobre todo en las botas de Ozil y Müller, dos perlas alemanas que han demostrado que con su selección no se arrugan.

Australia por su parte se ha desinflado en este Mundial encajando una goleada por 4-0 y dejando evidencias de falta de ideas y fútbol, que después de lo visto en el partido entre Serbia y Ghana les deja como el patito feo del grupo, algo muy malo teniendo en cuenta que Serbia y Ghana están obligadas a ganarles si quieren luchar por un puesto en octavos.

El partido ha tenido poca emoción, Alemania con su buen fútbol y control del juego se ponía por delante por medio de Podolski y antes del a media hora de juego ya ganaba por 2-0, gracias a Klose, que sigue siendo el killer de este equipo.

La segunda parte ha sido más de lo mismo, dominio alemán, aún más después de la expulsión de Cahill por una dura entrada. A partir de ahí los germanos se han dedicado a controlar sin demasiadas ganas de golear, que de haber sido así la renta hubiese sido mayor. Cacau puso el 3-0 tocando su primer balón y Müller puso el 4-0 en una buena jugada personal.

También te puede interesar:   Alemania logra clasificarse tras derrotar a Ghana

Ver clasificación y resultados Grupo D del Mundial.