Ford Focus c-Max, el clásico que siempre dará que hablar

Ford Focus c-Max un clásico

Sin lugar a dudas, el modelo Ford Focus, es de los coches con mayor prestigio hoy en día dentro de la fábrica americana, y es que con un diseño moderno, y con unas motorizaciones lo suficientemente variadas como para ofrecer economía por un extremo y altas prestaciones por otro, es el favorito de un público joven y de uno maduro.

En esta ocasión existe la posibilidad de analizar al modelo c-Max, el cual ofrece una arquitectura amplia, coherente con el objetivo de transportar a un grupo familiar a donde éstos quieran ir, sin embargo hay que reconocer que más allá de ser un modelo activo posee ciertas cuestiones que le convierten a ratos en un coche una tanto monótono, y es que analizándolo des desde parte frontal, se pueden apreciar unos focos que si bien es cierto no son de mal gusto, tampoco poseen el atractivo necesario como para encantar a un público joven y es por eso que esta versión está destinada a un segmento de mercado familiar, a pesar de que el paragolpes delantero paradójicamente ofrece una versión bastante deportiva de lo que el focos acostumbra por regla general a ofrecer a los usuarios, basta con observar la entrada de aire frontal y las entradas que se encuentran en los extremos del mismo paragolpes para concluir de que efectivamente el Focus no lo ha perdido todo.

Ford Focus c-Max color gris en carretera

Analizando los de su costado, se concluye fácilmente de que el modelo no posee grandes características de ser un coche de altas prestaciones, sino más bien de un medio eficiente de transporte que seguramente se jugará con más por la innovación tecnológica que por un diseño innovador. Los arcos de rueda se encuentra lo suficientemente formados como para identificarlos con facilidad, las llantas poseen un tamaño aceptable, a pesar de que su forma no sea precisamente de aquellas que se prefieran en un coche de estilo aventurero, y es que precisamente pareciera ser que el modelo Focus está pensado en un coche de prestaciones normales, y ni siquiera en una versión SUV.

Como ya se venía diciendo anteriormente, el interior de este modelo es el centro de atracción, con un manubrio desarrollado de una manera “correcta” y un panel de control que en realidad se podría decir que es aceptable y moderno, el modelo Focus se centra en otorgar comodidad y tecnología a un viaje familiar que tendrá por destino quizás largos traslados. En resumen, tras un diseño discreto, se encierra coche de prestaciones tecnológicas interesantes para la comodidad y confort de sus ocupantes.

Ir arriba