ford-focus-restyle-2008.jpg

Quien ya haya adquirido un Focus no creo que tenga motivos para lamentarse de ello a la vista de los humildes cambios estéticos que decoran a esta nueva versión del modelo. Las novedades le dan un aire más compacto y homogeneo respecto a la tendencia de la marca y teniendo la vista puesta en la próxima generación que sí incorporará cambios de cierta trascendencia.

Quizá existan más cambios sustanciales en el interior aunque sólo sea por lo llamativos.  Por un lado, la consola del conductor mantiene la estética deportiva añadíendole un tono rojo interesante y juvenil. Destaca mucho más la parte central que viste una pantalla de dimensiones respetables a través de la que se puede controlar el GPS y los efectos multimedia.

Respecto a la mecánica y operativa se cambia el sistema de arranque, que adopta el botón de arranque y la tarjeta, al tiempo que se añade la opción de las 6 velocidades para los dos litros de 110 y 136CV.

Una vuelta de tuerca mínima que mantiene el pulso de un modelo de trayectoria destacable.

ford-focus-restyle-2008-interior.jpg

Vía: diariomotor.

También te puede interesar:   Mercedes SLS AMG Cabrio y eDrive, en camino