Exterminadores de los caballeros grises

Hace bastante tiempo ya atrás, una vez tuve la ocasión de contemplar una miniatura de los caballeros Grises, por aquel entonces yo apenas conocía la existencia del Warhammer 40.000 y la verdad es que la dichosa miniatura me fascinó, parecía «especial». Especial en el sentido en que no me parecía una tropa rasa más, como los soldaditos de plomo del Imperio, o las tropas de los regimientos Enanos.

Esta miniatura era enorme, al menos si la comparaba con los ejemplos citados anteriormente, y me dio la sensación de pertenecer a un grupo totalmente elitista o a una unidad super especial… No me equivoqué.

caballeros grises exterminadores

Los Caballeros Grisis siempre han sido desde eso día uno de mis ejércitos platónicos del Warhammer 40.000. De echo siempre mi duda ha estado entre ¿Caballeros Grises o Tiranidos? ¡y es que los bichos con pinta de alienígenas despiadados también me llaman mucho la atención!. No obstante por lo poco que se del 40.000 y por lo que alguna vez me han comentado ambos tipos de ejércitos suponen un estilo de juego completamente diferente.

Pero en ocasiones esto no influye demasiado en la elección de nuestro ejército (me refiero al estilo de juego) sino los chulas que estan unas miniaturas u otras. Yo he de decir que de los Caballeros Grises la flor y nata la encuentro en los Exterminadores de los Caballero Grises… Son una absoluta pasada, pero para conocerlos mejor te dejo que te los presenten la gente de GW:

Los Exterminadores Caballeros Grises ocupan la élite dentro de la élite, mucho más arriba que otros Marines Espaciales, ya que los Marines Espaciales sólo están por encima de los humanos normales. Equipados con una amplia variedad de armas de combate cuerpo a cuerpo y de largo alcance, los Exterminadores Caballeros Grises son teleportados al centro de la batalla, donde pueden pillar desprevenidos a sus enemigos y dedicarse a la tarea de exterminarlos rápida y eficazmente.

Impresionante, algun día los coleccionaré 😉

También te puede interesar:   Hay que ser valiente para querer a Pizarnik.
Artículo anteriorEl papel de la movida, nueva exposició nen el museo ABC
Artículo siguienteHTC One Google Edition no tendrá actualizaciones directas desde Google