Este Madrid es un coladero y un «pupas»

higuain-penalti-palop.jpgUna vez más el Madrid intentó tirar de heroica para conseguir levantar un resultado que se puso muy cuesta arriba en el tercer minuto de juego, porque Renato consiguió marcar el primer gol del encuentro, y eso que el equipo blanco dispuso dos ocasiones antes, pero un fallo de Casillas lo aprovechó a la perfección el jugador brasileño, en esta jugada se reclama que Kanouté se encontraba en fuera de juego, a pesar del duro golpe el equipo de Schuster se rehizo rápidamente con una falta sacada por Guti y rematada por Raúl, pero eso fue solo un espejismo, porque llegó otros dos goles conjunto de rojo, primero fue Romaric de cabeza, estaba un poco solo en la salida del córner, y después Kanouté que engañó a la perfección a Casillas,después de que se le quedara un rechace.

Así que con 1-3 en contra llegaron los primero gritos en contra del equipo y presidente, incluso se pidió la dimisión de Ramón Calderón, y es que no se veía nada especial para que el equipo reaccionara, tan solo un balón de Van Der Vaart con mucho efecto hizo temblar a Palop, hasta que en el segundo tiempo Higuaín pilló el balón, recorrió unos metros y lanzó su derecha a pasear y de tiro cruzado recortó distancias, a los dos minutos, una falta sacada por Guti y un cabezazo de Gago supuso el empate y la locura en el Bernabéu, hasta Casillas parecía que volvía al sacar un chut de Navas.

Después de varios ataques del Sevilla llegó la jugada polémica, porque Palop agarró claramente a Higuaín cuando se iba solo hacía portería, y eso hubiera supuesto un penalti y quizás expulsión, pero el árbitro, que anteriormente perdonó la roja a Marcelo, por una dura entrada, y Squillaci por agresión, dejó pasar la jugada, lo que no dejó pasar fueron las protestas de Robben, que le supuso ver la segunda tarjeta y el camino de vestuarios, así que con un jugador menos una vez más Renato consiguió batir a Casillas y poner el resultado definitivo.

Ir arriba