Una opción turística de gran nivel, son los paseos por las estancias argentinas.

Estos espacios verdes, ofrecen al turista exclusividad, confort, relajación y vida en la naturaleza.

La propuesta contempla desde el hospedaje, hasta la gastronomía y  el esparcimiento.

Pero vamos por parte. Los visitantes se alojan en los cascos ancestrales de dichas estancias, totalmente remodelados  conservando el estilo mismo de la época. En cuanto a diseño hay ofertas varias, pues se puede acceder a construcciones que datan de las misiones jesuíticas, hasta las de grandes latifundistas de mediado del siglo XIX.

La gastronomía es muy selecta y se basa en los alimentos propios de la zona rural argentina: asados de carne vacuna de primera calidad, empanadas regionales, postres caseros, y vinos de las propias bodegas del país, las cuales reservan para tales menesteres, sus mejores productos de calidad internacional.

Se proponen actividades tales como caminatas, pesca, esquí  acuático, golf, mountain bike, entre otras.

La mayoría de estas estancias cuentan con atención de mucama las 24 hs. y servicio de spa. El servicio de spa ha logrado desarrollar técnicas muy innovadoras de relajación y rejuvenecimiento, en base a hierbas medicinales de la zona, y  técnicas propias de la región.

Las habitaciones ofrecen un amplio despliegue artístico, amalgamado al exquisito conocimiento arquitectónico, de profesionales que han ahondado en la historia de dichas construcciones, a fin de proporcionar al turista comodidad y un espectáculo único para los cinco sentidos.

Para conocer la amplitud de ofertas, se puede ingresar a la página de “Estancias Argentinas”.

Fuente:estancias argentinas

También te puede interesar:   El tatuaje más caro del mundo es de diamantes