España 0-1 Suiza, cura de humildad

Mundial de fútbol, así nos ven en Suiza

Todos sabíamos que en un partido puede pasar de todo, esto es fútbol y no hay rival pequeño, en fin una infinidad de tópicos que ayer se le aplicaron a España. La roja dominó de principio a fin a Suiza, pero no dió sensación de ser invencible, no materializó sus ocasiones y además dió la sensación de que les faltaba una velocidad en su juego.

La roja inició su andadura en el Mundial en el que más que nunca partía como favorita con su once de gala, la posesión española era apabullante, con más de un 70% en la primera parte, pero tener el balón no lo es todo, más aún cuando el rival, Suiza, prefería que el balón lo tuvieran los españoles, y cuando ellos la tenían intentaban contras, ataques desesperados o la rifaban. Estadísticas de posesión a parte, España dispuso de alguna ocasión, algún posible penalti no pitado y mucha paciencia confiados en que el gol llegaría.

La segunda parte cambió la historia que parecía escrita y Suiza marcó de jugada rocambolesca, con suerte, pero al final un gol es un gol y vale un partido. Marcó Gelson, en el minuto 6 de la segunda parte, por lo que tampoco hay más excusas, la roja dispuso de casi 45 minutos con el añadido para dar la vuelta a un marcador, pero lejos de mejorar, siguió igual, mucha posesión, poca claridad, ni los cambios aportaron esa determinación que se buscaba.

Esta cura de humildad que hoy es la mofa en muchos periódicos internacionales después de las esperanzas depositadas en la campeona de Europa, pone a la selección española en una situación difícil que le obliga a ganar los 2 partidos que le quedan si quiere asegurar su pase a octavos y evitar lo que sería un mal mayor.

Ver resultados y clasificación grupo H.

Ir arriba