Enoturismo en Bodegas Protos

Últimamente habrás oido hablar mucho del enoturismo, corriente que surge del auge que el turismo gastronómico ha adquirido en los últimos años. El enoturismo consiste en viajar a bodegas y viñedos para disfrutar de catas de vinos y visitar las instalaciones donde se produce este jugo de dioses, uniendo así cultura y gastronomía.

Este tipo de turismo es ideal para los amantes del vino, tanto para los veteranos como para los que se inician en el arte de reconocer y distinguir los buenos vinos y profundizar en su proceso de elaboración.

Debido a la demanda de este tipo de turismo, no es de extrañar que numerosas empresas privadas hayan tomado la iniciativa de renovar y ofertar esta modalidad.

Una de estas empresas es Bodegas Protos, bodega de la D.O Ribera del Duero desde 1927, cuyo enclave privilegiado, bajo el Castillo de Peñafiel, la convierte en un lugar ideal para pasar una buena tarde en compañía de tus amigos.

Bodegas Protos te invita a visitar sus dos bodegas: la antigua, que se extiende por el interior de la montaña, y la nueva diseñada por el arquitecto Richard Rogers.

La duración de las visitas en de aproximadamente 1,5 horas, incluida la degustación de un vino blanco verdejo y un tinto crianza. Es necesario reservar la visita con anticipación y se podrán concertar de modo individual o de grupos hasta 8 personas, número mínimo con el que se realizarán las visitas.

Sus precios por persona van desde los 10€ hasta los 25€, dependiendo de la opción de visita que elijas entre las que Bodegas Protos propone.

Y si quieres iniciarte en este apasionante mundo del vino y aprender a degustarlo, existen cursos de 4 horas de duración donde podrás empezar a convertirte en un sibarita de este codiciado jugo.

También te puede interesar:   Stan & Walter, un autobús de lujo para recorrer París

Para más información: http://www.