El Villareal deja los deberes para Grecia

karagounis
karagounis

La falta de pegada de los jugadores amarillos significó que el Villareal se ha dejado los deberes para Grecia, una mala noticia sabiendo que allí la afición del Panathinaikos no será muy buena y seguro que prepara una encerrona para conseguir la hazaña de pasar a cuartos de final.

El Villareal salió muy fuerte desde el pimer minuto de partido, pero no tuvo fortuna cara a puerta, Rossi no estaba acertado, sus chuts no se acercaban a los tres palos y eso que Ibagaza le sirvió más de un buen balón, aunque no era el único porque Cazorla no estaba muy fino, y la cosa podía haber sido peor si el árbitro hubiese visto «fantasmas» en el balón que Diego López casi se mete dentro con el balón.

La peor noticia llegó con el chut de Karagounis consiguió enganchar un balón botando y desde fuera del área envió el chut a la escuadra, haciendo inútil la estirada de Diego López, que a pesar de tocar el balón no evitó que se colara entre los tres palos, después la rección no fue mucha y un penalti dudos que transformó el delantero italiano Rossi puso el empate definitivo, dejando las espadas por todo lo alto para el partido de vuelta que se disputará en Grecia.

También te puede interesar:   El Sevilla gana la ida de la Supercopa de España