El Valencia hierve

David VillaLa actualidad del equipo valenciano no para de depararnos acontecimientos nuevos, unos positivos y otros, la verdad, no tanto. Y es que, si ayer hablábamos de la polémica dirección que está llevando a cabo el italiano y ex-futbolísta Carboni al frente del club, ya que anda a peleas con su entrenador y casi con los propios futbolistas, hoy le toca el turno a otros temas que más tienen que ver con los verdaderos protagonistas, es decir los jugadores, y con el juego del equipo.

Los ches certificaron su pase a siguiente ronda en Copa del Rey al deshacerse cómodamente por 2-0 del Portuense. (Recordemos que el partido de ida acabó con la victoria de los valencianistas por 1-2). Los goles de Silva y Hugo Viana acabaron con las pocas esperanzas que tuvieran los gaditanos.
Por si no tiene ya visitantes en la enfermería, Quique tuvo que sustituir a Regueiro lesionado tras un encontronazo con el portero rival.

Bien pues todo esto viene aderezado con lo que ha pasó en el entrenamiento matinal previo al partido de Copa.
El entrendor ché se vio obligado a expulsar del entrenamiento a su goleador Villa por su actitud y prepotencia. David Villa llevaba todo el entrenamiento empleándose con extrema dureza en un partidillo donde intervenían chavales el filial.
No se sabe porqué pero el ‘guaje’ pagó su mal humor repartiendo patadas entre los chavales. Su entrenador le llamó la atención en varias ocasiones y viendo que el asturiano actuaba aún con peores modos, el míster decidió echarlo.
Muy mal por parte de Villa, fatal, ya que si te consideras profesional te debes a lo que te diga tu entrenador.
Esperemos que sea solo un calentón, porque la verdad no me esperaba una actitud semejante de un gran jugador como es el asturiano. Me llevaría una gran desilusión si de su boca no escuchase pedir perdón, primero a los chicos del filial, y luego al resto de sus compañeros y por supuesto al entrenador.

Pues así están las cosas en Valencia. La directiva metiendo caña, la enfermería llena, y los pocos que quedan sanos se dedican a pegar patadas entrenando.

Ir arriba