No solo de artículos de lujo vive el hombre. También es importante que a tu lado tengas lo mejor del mundo. Como, por el momento, las personas no tienen precio, como diría Mastercard, sí que os podemos hablar de mascota caras. Muy caras. En este caso, os presentamos un perro que pasa por ser el más caro del mundo. Aunque a buen seguro que cualquier día otro cánido lo superará.

Se trata de  un “Do-khyi”, un cachorro procedente de las lejanas tierras del Tíbet. En el momento de su venta, hace pocos meses, contaba con noventa kilos de peso y un metro de estatura. A estas alturas, su tamaño habrá aumentado y, probablemente también, su precio. Un millonario chino se hizo con este cachorro por 10 millones de yuanes, que el cambio nos cuentan es en tono a 1 millón de euros.

El vendedor del animal, pone por las nubes al perro, como no podía ser de otra manera. Así, las magníficas condiciones genéticas del animal junto a su preciado pedigrí hacen de este cánido una pieza de lujo dentro del reino animal. Los expertos en este tipo de perros comentan que su destino será ser semental. De esta forma, el comprador espera, también, sacar una buena tajada con la prole que vaya dejando este mastín tibetano.

Se da la circunstancia que esta raza de perros es de las más apreciadas en la historia. Su fuerza física y sus buenas condiciones mentales le hacen ser un extraordinario compañero del ser humano. Aristóteles y Marco Polo ya mencionaban a este animal en sus escritos.

También te puede interesar:   Amazon.es lanza su tienda para mascotas con 200.000 productos de más de 850 marcas

Así que si lo que estás buscando es un animal de lujo para acompañarte en tus mañanas haciendo footing alrededor de tu mansión, tienes la opción de llamar al propietario chino y negociar un buen precio. Y si no, hacerte con alguno de sus cachorros, que seguro, pronto tendrá.