Franz-Peter Tebartz-van Elst (500x200)

Hace no mucho tiempo habíamos informado acerca del curioso caso del mencionado “Obispo del lujo”, como se le conoció al obispo de la diócesis alemana de Limburg, Franz-Peter Tebartz-van Elst, quien había sido apartado de su puesto debido a los muchos gastos innecesarios en los que había incurrido durante su estadía en aquel apartado.

En tal sentido, no podemos dejar de destacar que la última novedad al respecto tiene que ver con que finalmente, el Papa Francisco aceptó la renuncia del mencionado obispo, luego de haberlo separado también del lugar que ocupaba, como reprimenda al mal uso de las facultades que la Iglesia y sus fieles le habían otorgado.

“Se había creado una situación que impedía ejercer adecuadamente a Tebartz-van Elst”, manifiesta al respecto el comunicado oficial del Vaticano al respecto, además de informar que el polémico hombre ya tiene un reemplazo, y que ha sido elegido al respecto justamente Manfred Grothe, quien ahora le sustituirá.

“Les pido que reciban la decisión con sosiego y con el compromiso de querer encontrar un clima de caridad y de reconciliación”, ha señalado al respecto también la misma nota oficial firmada por el mismo Papa Francisco, con lo que se pone fin a una de las situaciones más curiosas que ha tenido que intervenir el Vaticano en los últimos tiempos.

Hay que recordar, en este sentido, que la polémica comenzó cuando se dio nota de que las reformas de la residencia episcopal de este obispo ascendían a unos 31 millones de euros, sin mencionar muchos otros gastos en su decoración interior. Realmente increíble.

También te puede interesar:   Una colección de supercoches que a más de uno nos gustaría ver