Con la difícil situación que vivimos actualmente, parece que el mercado del lujo se tendría que ver en cierta forma resentido, pero el caso es que no decae, más bien al contrario.

La cosa ha cambiado mucho, porque un año, incluso menos, este mercado sufría también las consecuencias de la recesión económica, pero parece que ha remontado. Sigue habiendo quien se deja en un bolso lo mismo que otros cobran en dos meses, las botellas de agua de lujo se consumen y las grandes firmas ven aumentar sus beneficios.

Para muestra, Swatch, que en el primer semestre ha visto como sus beneficios aumentaban en un 54%.

Bulgari, después de registrar pérdidas, está remontando y el grupo francés LVMH, de artículos de lujo, también ha visto crecer su rentabilidad en más del 50%.

Y es que China, Estados Unidos y Japón, que son las tres potencias a las que más se dirige el mercado del lujo, están viendo cómo mejora su situación económica.

Seguro que estas cifras mejoran las previsiones para los meses venideros y tranquilizan a más de uno…

Vía| Deia

También te puede interesar:   ¿Hay crisis en el fútbol?