El gol del balón de playa

Ya ha dado la vuelta al mundo y el pobre perjudicado ha tenido que ser Pepe Reina ¿qué hacía un balón de playa en un terreno de juego? ¿por qué nadie lo quitó? ¿por qué subió el gol al marcador? No lo entiendo. Estas cosas del fútbol me crispan. Que culpa tiene el portero de que haya un balón del tamaño de la cabeza de naranjito delante de sus narices y que nadie haga nada por parar el partido?

El balón apareció en el terreno de juego cuando un niño, además aficionado del Liverpoo,  lo lanzó al campo. Según el reglamento, ante la presencia de cualquier objeto extraño sobre el césped que entorpezca el desarrollo normal del juego, el encuentro debe ser detenido por el ábitro, aunque lo que haya pasado hasta el momento de ser interrumpido el juego tiene validez. Así las cosas, como el árbitro no paró el choque, el gol subió al marcador, dando la victoria al Shunderland.

Y digo yo, el árbitro quién es ¿Rompetechos? ¿Bartolo? Porque si no no me lo explico, mire usted, y lo digo con todos mis respetos.

También te puede interesar:   Forlán se pone pichichi y su equipo en Champions