«El corazón con que vivo» de Maritza López-Lasso

En uno de los días que estuve firmando en la pasada Feria del Libro de Madrid coincidí en la caseta con Maritza López-Lasso, escritora panameña afincada en Suiza. Intercambiamos nuestros poemarios y la lectura del suyo ha supuesto una agradable sorpresa. Poemas breves, suaves y nostálgicos que arrancan de la vida cotidiana, mostrando un mundo interior. A veces los versos son intimistas, en otros momentos lanzan un mensaje global dejando al desnudo la deshumanización de nuestro primer mundo. Hay poemas escritos a través de los sentimientos del exilio. La autora recuerda su tierra –Panamá– su infancia, sus tradiciones, como en «Nostalgia»:

«Recuerdo a mi abuela,

la de piel de azúcar y tabaco,

mulata enorme en su estatura y en su amor;

y a la española,

la abuela de pañuelos albos

y lunares de plata.

Es cierto, la nostalgia me lame los dedos

y, mientras, el tiempo se me escapa,

inexorable,

como las lágrimas que humedecen el papel.»

Si avanzamos en el libro nos encontramos con imágenes rescatadas de la naturaleza que nos hacen oler y oir el sonido de la lluvia o el movimiento de las palmeras. Los deseos están expresados pero contenidos. Son evocaciones que reflejan amor a las raíces y a la propia identidad. Termina el poemario con venticinco haikus que nos dejan el sabor hondo y fugaz de los sentimientos:

«Sobre la piedra

mi sombra reposa.

Sol en mi nuca.»

«El corazón con que vivo»

Maritza López-Lasso

Editiorial Verbum, 2008, 64 pags.

¡Hasta agosto!

Ir arriba