Si quieres viajar a un lugar paradisíaco del planeta con todo lujo de detalles tienes que visitar las islas Maldivas en el océano Pacífico ya que en este rincón del planeta se respira la naturaleza en estado puro y el mundanal ruido de la ciudad se transforma en un mundo idílico lejos del estrés, la contaminación y los problemas del día a día.

Una cadena de hoteles en estas islas ofrece la oportunidad de dormir en una isla privada en alguna de sus lujosas villas que están construidas a modo de palafito sobre el agua turquesa de la laguna de Fesdu.

La estructura de estas particulares edificaciones es de madera con techos de paja para soportar las duras jornadas de sol sobre el océano Pacífico.

El interior de estas villas vacacionales de lujo está compuesto de un mobiliario actual que se combina con muebles y decoración en mimbre y madera artesana. Sus cortinas, visillos y demás elementos que conforman estas villas tienen color ocre lo que invita al relax mientras estamos sentados cómodamente contemplando el mar.

Cada villa está repartida por zonas y los precios varían según la calidad de construcción y los detalles que dispongan dichas suites o villas.

Tienen piscina privada y algunas de las villas más caras de este resort disponen de una terraza con tumbonas, hamacas y sofás para contemplar esta maravilla de la naturaleza.

Una peculiaridad de este hotel de lujo son sus baños que guardan el origen de las Maldivas siendo sus duchas abiertas al mar y al firmamento pero también hay habitaciones con el suelo transparente que nos permitirán disfrutar del océano debajo de nuestros pies. Todo un lujo en manos de los más agraciados.

También te puede interesar:   Un hotel vip

Fuente: holiday waych dog