El sector de la ortodoncia ha evolucionado en los últimos años y actualmente existen diferentes técnicas que se adaptan a las necesidades de los pacientes y solucionan todo tipo de problema bucodental. Exponemos los beneficios de los diferentes sistemas que existen para que, con ayuda de un profesional, se pueda elegir el tratamiento más apropiado para cada caso.

Brackets

Es el sistema más clásico. Es un tratamiento que fija los brackets al diente del paciente y lo une con un arco de níquel y titanio que genera la fuerza para desplazar los dientes hasta 1,75 milímetros al mes. Puede resultar algo molesto y, dependiendo del paciente, puede tener una duración entre 18 y 36 meses. Existen diferentes tipos de brackets fijos como los metálicos, transparentes o linguales.

Férulas y alineadores removibles

Este tratamiento, más conocido como “ortodoncia invisible”, consiste en realizar una planificación por ordenador en 3D de los movimientos para corregir la dentadura y el diseño de alrededor de 30 férulas transparentes realizadas a medida que deben cambiarse cada dos o tres semanas y mueven los dientes a una velocidad de hasta 0,50 milímetros al mes. Su efectividad es bastante inferior al resto de sistemas, es necesario llevar puesta la férula durante por lo menos 22 horas al día y el tratamiento tiene una duración superior a los 18 meses.

Cofias removibles

Patentado por la empresa española Geniova, The Fast Aligner es la ortodoncia invisible y removible más rápida del mercado. El tratamiento está formado por cofias removibles, un híbrido entre los brackets y los alineadores transparentes, y permite corregir la sonrisa con sólo llevarlo puesto durante 16 horas al día.

También te puede interesar:   Muamba sigue en estado crítico

Con cuatro tratamientos diferentes, Monomaxilar, Plus Monomaxilar, Bimaxilar y Plus Bimaxilar, The Fast Aligner se diseña de forma personalizada y se adapta a las necesidades de cada cliente que tendrá una sonrisa perfecta entre seis y nueve meses ya que mueve los dientes a una velocidad de hasta 1,25 milímetros al mes. Este tratamiento es removible, invisible, indoloro y de fácil limpieza.