dicaprio-mundial

Luego del éxito de Lobo de Wall Street, el chico de oro de Hollywood decidió descansar y siguiendo el estilo de su último estreno… a lo grande. De esta manera, uno de las principales estrellas del cine, Leonardo Di Caprio, quien recientemente además participó en películas de gran renombre como Django desencadenado y el Gran Gatsby, decidió dedicarse a descansar y disfrutar de este periodo mundialista en las espectaculares costas de Brasil.

Las estrellas también celebran… a su modo

Como era de esperarse, los alojamientos en Brasil estaban completos por turistas de todo el mundo que se acercaron a alentar a su país, por ello Leonardo Di Caprio optó por un alojamiento más íntimo y ostentoso, al alquilar un yate de súper lujo y así observar de cerca y con la mayor comodidad los resultados de sus equipos favoritos. De hecho, se lo vio en la inauguración del evento camuflado con los colores de Brasil y disfrutando del espectáculo futbolístico contra Croacia.

Di Caprio, disfrutó del lujo cual personaje de Lobo del Wall Street con una ostentosa embarcación llamada “Topaz”, la cual pertenece a un jeque árabe llamado Mansour bin Zayed Al Nahyan, viceprimer ministro de los Emiratos Árabes Unidos y curiosamente está catalogado como uno de los yates privados más grandes del mundo.

Sin embargo, no es la primera vez que la consentida estrella de Hollywood se da un gusto de este tamaño, puesto que recientemente, precisamente en el mes de abril realizó una fiesta con temática ochentosa en la que estuvieron presentes otras estrellas como Jamie Foxx y Orlando Bloom, entre otros.

Ahora, el magnate de la actuación podrá disfrutar a todo lujo del Topaz con 21 íntimos, quienes podrán deleitarse con un gran jacuzzi, tres piscinas y gimnasio y como si fuera poco y algo se les olvida, pueden correr a buscarlo en su helicóptero privado.

También te puede interesar:   BMW presenta el Pininfarina Gran Lusso Coupé