El glamour, el lujo, generalmente lo buscamos fuera de casa, pensamos que hay que traspasar fronteras para conocerlo. Algo de razón tenéis, porque las grandes fortunas no suelen estar por estos lares. Pero si hay algo que en esta tierra gusta mucho, y de lo cual sabemos otro tanto, es de fiestas, de marcha, de salir un viernes por la noche de casa y llegar el domingo por la tarde, si es que nos acordamos donde vivimos!! Es por eso que llegan miles de turistas todos los años a las discotecas españolas, ¡somos pioneros en exportar turismo de discoteca!

Aquí les dejo un pequeño resumen de las discotecas más ‘cool’, las más lujosas, las preferidas por los turistas, y también por los españoles.

Empezamos por Pacha, no se puede empezar por otra, está claro. Existen varias en España, pero la más conocida, y en el caso de los turistas más aun, es la de Ibiza. Se le ha escuchado decir algún alemán a altas horas de la madrugada una frase que quedo como lema de esta discoteca, ‘Pacha es Ibiza, e Ibiza es Pacha’, llevaba razón el germano, ya que lleva abierta desde la década del 60, abriendo todos los días, y en temporada baja los fines de semana.

Está claro que hay que vestir muy bien para entrar, y tener 60 euros. El lleno está asegurado cada noche, a pesar de que Guti ya no este por España.

Con el mismo glamour nos recibirán en Buddha del Mar, en Madrid. Primero cenamos en su restaurante, y luego pasamos a la discoteca. Una decoración asiática, como su nombre lo indica, y basado en la filosofía zen. Es el punto de encuentro de la jet set madrileña, con Guti incluido.

También te puede interesar:   Teléfono táctil Dior

Siguiendo la ruta por la capital, nos podemos pasar por New Garamond, en el centro financiero de Madrid. Diseñada y decorada por Tomas Alía, premio nacional de arquitectura. Es una megadiscoteca, con 2500 metros cuadrados, aparcacoches, restaurante y todo el lujo que os imaginéis. Dicen que es la preferida de Guti.

Por último, Opium Mar, en Barcelona. Dicen que es la discoteca más selecta de España, donde solo unos pocos pueden entrar. Quizás sea por el precio de sus copas, que no bajan de 30 euros. A pesar de ser en Cataluña, Guti está en la lista de privilegiados.

Esto es tan solo una muestra, existen muchas más, como Bataplan en San Sebastián, Kerala en Valladolid, o Antique Teatro en Sevilla, entre otras. ¡Ahora es solo cuestión de elegir!

Fuente: bleu coast