Tanto si eres cristiano como si sientes curiosidad por acercarte a este texto que mueve gran parte del mundo hoy en día, hoy te traemos algunos apuntes sobre la Biblia, el libro traducido a más lenguas en el mundo. Este volumen recopila libros canónigos del judaismo y el cristianismo y según estas religiones, transmite la “Palabra de Dios”.

Se cree que está escrito entre los años 900 a.C. y el 100 d.C. y, a pesar de lo que muchos piensan, el último libro que se escribió no fue el Apocalipsis, sino el Evangelio de San Juan. Las primeras escrituras se realizaron sobre tiras de papiro y pergamino, conservándose a través del tiempo gracias a las copias que se realizaron. Hasta la llegada de nuestros días, la Biblia ha sufrido modificaciones e interpretaciones eliminando algunos libros del mismo, con lo que no podemos conocer cómo fue el texto en su origen.

También existen lo que se conoce como “Evangelios apócrifos“, textos escritos en la misma época y relativos a la vida de Cristo que no fueron incluidos en el canon católico ni en el de otras religiones. Algunos son contradictorios a la “norma oficial” y otros descubren elementos que pueden poner en peligro algunos dogmas asentados por la iglesia católica.

Dejando a un lado la religión, lo cierto es que la Biblia es un libro que puede leerse por puro interés literario y contiene algunos pasajes verdaderamente hermosos, como el Cantar de los Cantares. Si, como te proponemos en el título, quieres leer la Biblia en un año, puedes consultar esta página web en la que tienes una guía de los capítulos y versículos que debes leer para completarlo en “tan sólo” 365 días. ¿Te atreves?

También te puede interesar:   El año de Alfred Hitchcock