Las vacaciones han llegado a su fin y con ello las comidas a base de bocadillos, el picoteo y las largas noches de juerga. Nuestro cuerpo necesita un respiro y volver a la rutina diaria, aunque hay que decir que a todos nos gustaría poder alargar el descanso un poco más. Ahora que el otoño está a la vuelta de la esquina, es hora de empezar a recuperar hábitos saludables que tanto bien hacen a nuestro cuerpo. No sólo nos estamos refiriendo a la práctica de ejercicio físico, sino también a mejorar nuestros hábitos alimenticios mediante una dieta sana y equilibrada, donde la fruta y las verduras tengan un gran peso. Si quieres disfrutar de un otoño saludable, sigue leyendo y descubre estos sencillos consejos que han compartido los chicos de Dink6 by Nitrimedic.

Recuperar las 5 comidas al día

Durante las vacaciones, es normal cambiar nuestros hábitos de comida. Picoteamos a deshora y claro, luego no tenemos hambre cuando nos sentamos a la mesa. Este mal hábito supone un desajuste fatal para nuestro metabolismo porque nuestro cuerpo, preocupado por la falta de alimentos, intentará almacenar toda la energía posible en forma de grasa, haciéndonos engordar. Con la vuelta a las 5 comidas diarias sorteamos la tentación de picar a todas horas y evitamos sentarnos a comer con ansiedad y en exceso.

Si quieres una buena ayuda para volver a coger esta rutina, nada como un plan detox. Los zumos de Drink6 se toman 6 veces al día, siguiendo el ciclo natural de comidas del organismo; y cada zumo te aporta lo que te pide el cuerpo en cada momento: energía por la mañana, descanso por la noche.

También te puede interesar:   Verano sano y dulce: sí, es posible

Empezar con un desayuno completo

Todo el mundo sabe que el desayuno es la comida más importante del día, aunque muy poca gente lo pone en práctica. Esta comida debe ser siempre completa, ya que es la encargada de proporcionarnos la energía suficiente con la que afrontar el resto de la jornada. Un simple café no es suficiente, sino que debemos comenzar nuestra nueva rutina con un desayuno sano y equilibrado que incluya hidratos, grasas buenas (aceite de oliva, avena o aguacate) y proteína sin grasas (huevos o pavo).

Comer más frutas y verduras

Las frutas y verduras son indispensables para llevar una vida saludable. Por el contrario, es importante prescindir de los alimentos industriales y procesados. En cualquiera de nuestras 5 comidas diarias (también a media mañana o en la merienda). Existe una gran variedad de recetas donde las verduras se pueden tomar como plato principal, bien sea cocinadas o en ensaladas, acompañadas de otros alimentos con más aporte de calorías como el aguacate, los frutos secos o las legumbres.

Mantener una buena hidratación

Además del agua, la fruta es una maravillosa fuente de hidratación, puesto que aporta nutrientes y vitaminas que completan nuestra dieta. Una manera sencilla de tomar las cuatro o cinco unidades de fruta y verdura diarias es hacerlo en forma de zumos naturales. Si además quieres un aporte de hidratación extra, la mejor opción es el agua alcalina, que es más rica en oxígeno y proporciona una mejor hidratación que el agua mineral.

Por el contrario, acuérdate de evitar el alcohol destilado o abusar de la sal y la harina de trigo, ya que nos harán retener líquidos.

También te puede interesar:   Los vinos Señor da Folla Verde y Torre la Moreira, referentes para 2018 según los expertos

Realizar ejercicio físico

Por último, no podemos olvidar que un estilo de vida saludable no depende únicamente de la alimentación sino que debe ir siempre acompañado de ejercicio físico. Y no hace falta machacarse en el gimnasio o correr maratones, también caminar a buen ritmo es un magnífico ejercicio; o retomar nuestro deporte favorito. Lo importante es dejar atrás la vida sedentaria, tan tentadora pero tan perjudicial.

Seguro que si sigues estos cinco sencillos consejos, podrás conseguir disfrutar de un otoño saludable.