Jorge Luis Borges está considerado como uno de los mayores exponentes de la Literatura en castellano. Sus obras, entre las que destaca El Aleph, han sido catalagadas como algunas de las mejores que se han escrito hasta ahora. Si te apasiona tanto la lectura como la escritura, seguro que te vienen bien estos consejos que el propio Borges redactó cuando intentó escribir un relato alimón con Adolfo Bioy Casares y Silvina Ocampo.

Según Borges, en literatura hay que evitar:

1. Las interpretaciones demasiado inconformistas de obras o de personajes famosos.

2. Las parejas de personajes groseramente disímiles o contradictorios, como por ejemplo Don Quijote y Sancho Panza, Sherlock Holmes y Watson.

3. La costumbre de caracterizar a los personajes por sus manías, como hace, por ejemplo, Dickens.

4. En el desarrollo de la trama, el recurso a juegos extravagantes con el tiempo o con el espacio, como hacen Faulkner, Borges y Bioy Casares.

5. En las poesías, situaciones o personajes con los que pueda identificarse el lector.

6. Los personajes susceptibles de convertirse en mitos.

7. Las frases, las escenas intencionadamente ligadas a determinado lugar o a determinada época; o sea, el ambiente local.

8. La enumeración caótica.

9. Las metáforas en general, y en particular las metáforas visuales. Más concretamente aún, las metáforas agrícolas, navales o bancarias. Ejemplo absolutamente desaconsejable: Proust.

10. El antropomorfismo.

11. La confección de novelas cuya trama argumental recuerde la de otro libro. Por ejemplo, el Ulysses de Joyce y la Odisea de Homero.

12. Escribir libros que parezcan menús, álbumes, itinerarios o conciertos.

13. Todo aquello que pueda ser ilustrado. Todo lo que pueda sugerir la idea de ser convertido en una película.

También te puede interesar:   Dedicatorias: pequeños secretos en las páginas

14. En los ensayos críticos, toda referencia histórica o biográfica. Evitar siempre las alusiones a la personalidad o a la vida privada de los autores estudiados. Sobre todo, evitar el psicoanálisis.

15Las escenas domésticas en las novelas policíacas; las escenas dramáticas en los diálogos filosóficos. Y, en fin:

16. Evitar la vanidad, la modestia, la pederastia, la ausencia de pederastia, el suicidio.

Como ves algunos consejos son, precisamente, lo que han llevado al éxito algunas novelas. Hasta dando consejos, Borges demuestra una genialidad innata.