Como decorar un ático con fotos

Un ático puede decorarse de muchas maneras, y encontrarás decenas de páginas en las que te darán ideas para hacerlo (aquí mismo verás algunas), pero hoy queremos ser más específicos que nunca. Nos vamos a centrar en varias posibilidades de decorar nuestro ático únicamente hablando de fotografías y láminas.

Y es que son muchas las combinaciones posibles: de manera asimétrica, todas en línea, formando una imagen mayor… Prueba con diferentes opciones según sea la distribución de tu ático, seguro que encuentras algunas ideales para ti.

12 ideas para decorar con fotografías

Fotos familiares asimétricas

Empezamos esta lista de ideas con algo que nunca debe faltar en tu ático: la gente que te importa. Utiliza fotos en lienzos de diferentes tamaños para crear una composición desigual que encaje en algún rincón de acuerdo a los muebles de su alrededor. Lo mejor es que siempre tendrás a la vista a tus seres queridos.

Un lugar para los viajes

Para quienes nos encanta viajar y conocer nuevos lugares, traernos fotos de recuerdo de cada ciudad es un must. Crea un espacio en el que puedas ver tus recuerdos más especiales y utiliza diferentes medidas y rectángulos para ordenar la pared. Intenta que todas sigan un hilo conductor: por ejemplo, todas en blanco y negro.

Apuesta por el blanco y negro

Y hablando de blancos y negros, nuestra siguiente idea recoge algo tan clásico como atemporal. Es una forma muy elegante de vestir cualquiera de las paredes de nuestro ático, especialmente detrás de un sofá. Coloca las fotos más grandes en los extremos y la composición quedará perfectamente equilibrada.

Añade un toque de surrealismo

Opta por formas diferentes o estilos menos comunes en algunas zonas de tu estancia, como puede ser el comedor. Incluye láminas con diseños abstractos que den una estética muy concreta a este lugar, jugando con las alturas o el tamaño de los marcos. Esto puedes aplicarlo también a la decoración de tu cocina.

Prepara tu zona de lectura

Para un espacio de tranquilidad y concentración como este, nada como buscar imágenes que aporten armonía y equilibrio a la zona. Haz uso de imágenes sencillas, bien distribuidas, incluso rodeado de algunas plantas para darle color. Si las colocas con poca separación y con una misma temática, parecerá un único elemento de mayor tamaño.

Juega con el color de las paredes

De nuevo nos lanzamos a imágenes en blanco y negro, pero esta vez sobre una pared de un color con presencia, como puede ser el verde militar. Si una de los muros de tu ático tiene esta personalidad, aprovecha pequeñas fotos en marcos de color blanco, negro y madera para darle un atractivo único a esa zona.

Aporta elegancia al estilo nórdico

Los muebles de estilo nórdico nos han conquistado desde hace ya unos años, gracias a sus líneas sencillas y funcionales. Si quieres darle un extra a ese mueble bajo que tienes en el ático, prueba con una lámina de temática vegetal, unos jarrones de vidrio transparente y una lámpara vintage de color dorado.

Crea un collage

Mezcla tamaños y temáticas, crea pequeños grupos y haz una composición global en la que puedas disfrutar de múltiples fotografías con un simple vistazo. Pueden ser los recuerdos de toda una vida, incluyendo diplomas o logros de los que te sientas orgullosos, para adornar una pared con lo que verdaderamente te ha marcado.

Cuelga tus fotos como en un estudio

Como si fuera una habitación de revelado fotográfico, haz uso de una cuerda de un lado a otro de una pared o estanterías para colgar tus fotografías favoritas. Encontrarás múltiples formas de hacerlo, como pequeñas pinzas para tender de madera, que pueden encajar con cualquier estilo. Incluso pueden ser la inspiración para tu próximo proyecto.

Forma un corazón

Agrupa tus fotografías favoritas en forma de corazón para darle un toque romántico a tu habitación, o con cualquier otra forma que te represente. Primero plantea cómo vas a colocarlas en el suelo, para después hacerte con cinta de doble cara y pegarlas por las esquinas sin que se note. Prueba el estilo ‘polaroid’ como si fotografías instantáneas.

Fotos apoyadas en lugar de colgadas en la pared

Estamos acostumbrados a colgar nuestras fotografías con marcos a la pared, ya sea a través de alcayatas, masillas u otros métodos. Pero si tienes alguna estantería que notes vacía, siempre puedes utilizar unas bonitas fotos para completarla. Apóyalas sobre la pared y, si puedes, hazte con unas baldas especiales que tienen un reborde para impedir que se caigan.

El clásico marco pinboard de fotos

¡Vuelve a décadas pasadas cuando los adolescentes llenaban su habitación con un marco de corcho y un montón de chinchetas! Hoy en día encontrarás métodos más sofisticados, pero siguiendo una estética similar podrás crear tu propio tablón en el que colgar recuerdos, fotografías de inspiración o ideas para el futuro.

Ir arriba