Cómo cuidar la higiene postural en conductores y trabajadores

Cada vez son más las personas que trabajan sentadas frente al ordenador, sea desde la propia empresa o, en los últimos tiempos, desde casa teletrabajando. Si a esto le sumamos los desplazamientos diarios en coche, el número de horas que trabajadores y conductores pasan en la misma posición aumentó de forma considerable, exponiéndoles también a sufrir más dolores musculares.

Cómo cuidar la higiene postural en conductores y trabajadores 1

Por eso, ALD Automotive, compañía de renting y gestión de flotas, a través del programa ALD Healthy, impulsa talleres organizados por la empresa Fisiohogar para los empleados, con el objetivo de mejorar los buenos hábitos posturales en sillas y asientos. La “escuela de espalda” reveló que los problemas de espalda se redujeron un 60% entre los asistentes después de participar del taller. A su vez, entre los participantes que contaban con alguna incapacidad provocada por lesiones de espalda, estas se redujeron del 78% al 40%.

A la vista de los buenos resultados obtenidos y de la efectividad de las medidas aplicadas, ALD Automotive facilita una serie de pautas básicas para que conductores y trabajadores cuiden su postura tanto al volante como durante la jornada laboral. Se trata de unas recomendaciones que, además de ser esenciales para la salud y el bienestar de conductores y trabajadores, se traducen en mayor eficiencia al volante y en una mayor productividad en la jornada laboral.

Aunque existen diferencias en relación a si se sientan en una silla de trabajo o en un asiento de automóvil, siempre hay que tener en cuenta los cuatro aspectos fundamentales:

Regulación correcta del asiento:Al sentarse es necesario comprobar la altura de la silla y su inclinación.

También te puede interesar:   Diamantes en los zapatos... de ellos

 En el coche: La altura del asiento debe favorecer el campo de visión del conductor, que debe quedar a media altura del parabrisas. El respaldo, en vertical, ha de tener una ligera inclinación hacia atrás de 20 grados. En el caso del asiento del coche, hay que tener en cuenta la distancia al volante: esta debe permitir al conductor acceder a todos los mandos del vehículo con la espalda apoyada al respaldo, agarrando el volante con los codos semiflexionados en ángulo de 45 grados.
 En el trabajo: La silla, que ha de ser regulable y ergonómica, ha de permitir mantener la espalda pegada al respaldo con la columna lo más recta posible. Los hombros y los codos deben formar un ángulo de 90 grados, ligeramente flexionados y pegados al cuerpo. Ladistancia de la pantalla a los ojos del trabajador ha de estar entre los 40 y los 60 centímetros.

Posición de las piernas: Con la regulación del asiento se puede controlar que la posición de las piernas sea la correcta.

 En el coche: gracias a la ligera inclinación del respaldo, el muslo y la cadera han de formar un ángulo de alrededor de 110º y las rodillas, con los pies en los pedales, han de quedar flexionadas con una abertura de 135 grados aproximadamente.
 En el trabajo: Deben formar un ángulo recto con las rodillas, para ello, estas deben quedar a la misma altura que las caderas. Los pies deben estar apoyados firmemente en el suelo o en un reposapiés.

La altura del volante / ordenador: Es importante jugar con la regulación del asiento y con la altura del volante / pantalla
 En el coche: la posición adecuada permite al conductor situar sus muñecas, con los brazos estirados, en la parte alta del volante sin que sus hombros se separen de la parte alta del respaldo.
 En el trabajo:La posición adecuada permite al trabajador tener su mirada inmediatamente por debajo de la línea superior del texto. La pantalla además debe tener una inclinación paralela al rostro. El teclado y el ratón deben quedar a la misma altura que los codos.

También te puede interesar:   Un ataúd con teléfono móvil

Posición de la cabeza: Es esencial de cara a aumentar el campo de visión e incrementar el bienestar postural.
En el coche: Debemos tener en cuenta el reposacabezas, de manera que, sin llegar a apoyar en él la cabeza, el punto más alto de la misma no supere la parte superior de este dispositivo. Si el reposacabezas está en posición correcta y la altura del asiento es la adecuada, el conductor debería poder visionar todos los retrovisores del vehículo sin problema.
En el trabajo: La cabeza debe permanecer en ángulo recto, en línea con el cuello y sin levantar la barbilla.

Artículo anteriorFord comparte datos del vehículo conectado con otros fabricantes para aumentar la seguridad vial, aún si no se conduce un Ford
Artículo siguiente¿Quién dice que el estilo está reñido con la comodidad?