Seguramente ninguno de los que escribimos y leemos este blog tenemos un problema de este tipo, pero ya se sabe, tiene que haber gente para todo.  Un buen el dueño de estos cinco Lamborghini se puso a pensar en cómo podría hacer para guardar a buen recaudo sus posesiones, y claro la idea que le vino a la cabeza sólo pudo ser una.

La verdad es que es una idea adecuada, pero puestos a pensar quizá haya otras soluciones, como por ejemplo, regalarme a mi unos de los coches, y así poder acoplarlos dentro del garaje más fácilmente.

También te puede interesar:   La Olvidoteca: un rincón para los libros perdidos