Comienza la locura

Habrá que esperar al viernes para ver debutar a GarbajosaCuando parecía que no teníamos bastante con la Euroliga entre semana y con la ACB los sábados y domingos, ¡vuelve la NBA! El (quizás) mayor espectáculo deportivo está de vuelta, tras un larguísimo letargo que ha durado todo un verano y medio otoño, y con un Mundobasket por medio. La mejor liga del mundo ha vuelto a rellenar sus vacantes con jugadores extranjeros de excelente nivel. No hay más que mirar nuestra liga, que ha quedado huérfana de varios extranjeros, pero sobre todo de dos de nuestros Golden Boys: Garbajosa y Sergio. Respecto a los pronósticos; San Antonio vuelve a ser un año más el favorito, pero los Miami Heat de Wade y Shaq defienden su trono, arrebatado in extremis el año pasado a los Dallas Mavericks del alemán Nowitzki. Además, muchos equipos aparentemente resucitados por medio: Toronto, New York, Boston, Chicago… ¿alguien da más?

Los amantes del baloncesto estamos de enhorabuena, nos apuntamos como posesos el horario de cada retransmisión de nuestro deporte en un post-it y lo pegamos junto a nuestro PC, para acordarnos de cuando debemos encender la televisión (lo demás es pura patraña). Y es que, esta vida es de los organizados, y con tanto baloncesto por medio, no queda otro remedio que hacerlo. Los martes y miércoles está la Euroliga, un torneo cada vez más apetecible; aunque eso sí se debe ser abonado a Canal + para disfrutar de él en Teledeporte. Los sábados por la tarde en La2 y los domingos por la mañana en las autonómicas, está la ACB. Que un año más demuestra porqué es la mejor liga exceptuando la NBA, claro está.

Pero hoy martes, a las 02:00 horario peninsular, Canal + nos trae un año más (gracias) la NBA. El partido que abre el telón no podía ser más atractivo: Miami Heat, los recientes campeones se enfrentan a los Chicago «Baby» Bulls, que prometen dar guerra este año, todavía más que el anterior. Y es que a la calidad y juventud que atesoraban en el juego exterior, se les ha unido la veteranía y fuerza interior de Ben Wallace, el mejor intimidador de la liga. Por su parte, los Heat de Riley esperan mantener el nivel exhibido el año pasado en los play-offs, que les otorgó el mejor resultado posible, el anillo de campeón.

Pero ahí no queda la cosa, resulta que la terminal digital ofrece a continuación de dicho encuentro, un segundo plato para degustar, no menos apetitoso: Los Angeles Lakers frente a los Phoenix Suns. Los californianos un año más viajarán por la travesía del desierto intentando encontrar la carretera del triunfo que hace unos años perdieron. Kobe Bryant es duda para el envite, y su entrenador, Phil Jackson, se recupera de una complicada operación practicada en verano. Por su parte, los Phoenix Suns regresan con má fuerza que nunca. Liderados por un Steve Nash con la misma ansia y velocidad de juego de siempre y ayudado desde el banquillo por el (a mi gusto) mejor entrenador de la liga, Mike D´Antoni. Pero la mayor alegría para el conjunto de Arizona es sin duda la vuelta a las canchas de su megaestrella, Amare Stoudemire. Quien tras haber estado una temporada en blanco debido a una lesión de rodilla, quiere demostrar que sigue siendo uno de los dominadores de la liga.

Ese es el menú degustativo de esta madrugada, pero hay mucho más. Ya que Digital + retransmite además un partido diario de la NBA, con lo que hay varias opciones:

  1. La más sencilla, trasnochar. Para los que les gusta vivir el deporte en directo y con toda su emoción. Complicado para los que madrugan, pero una bendición para los que no. Ya por fin entiendo porqué me pusieron las clases por la tarde este año, ¡algo bueno debían tener!
  2. Comprarse un DVD grabador baratito (si lo hay) y programar cada partido para verlo a la mañana siguiente. Es la opción más razonable, pero te gastas un dineral si no grabas con DVD´s regrabables.
  3. Ver las repeticiones que echan en Sportmania. Hay que estar atentos a los horarios.
  4. Esperar a los resúmenes de la semana, o a que salgan las tres mejores jugadas en algún telediario nacional. La menos aconsejada, para los más optimistas.
  5. Que te lo cuente un amigo. Depende de quién te cuente el partido, porque algunos lo hacen fatal. Además, si el partido ha sido bueno, te dará rabia de no haberlo visto.

Así que, si os gusta el baloncesto, no perdáis el tiempo, abonaros y sentaros a ver el máximo de partidos NBA que podáis. Porque ya sabéis lo que dicen por ahí: «cuanto más se duerme, menos se vive». Yo añado: «ya dormiremos bastante en la otra vida, y sin NBA».

Ir arriba