La mayoría de las entradas de este blog están repletas de oro, diamantes, joyas, comidas excepcionales o vehículos último modelo armados con oro, diamantes, joyas… (¿es un bucle?). Exacto, la sociedad (y esta página como reflejo de ella) vincula el lujo con un tipo de materiales determinados que se caracterizan por su elevado coste derivado de su exclusividad. Pero casi siempre centramos nuestra atención en los mismos materiales -los mencionados al principio de este post-, aunque hay otros igual (o más) exclusivos que pasan mucho más desapercibidos. Hoy, para romper con la dinámica, daremos voz a un artículo mucho menos carismático pero igual de exclusivo. El colchón.

Los colchones, pese a no figurar entre los artículos más exclusivos del mundo, son de una importancia capital en cualquier hogar, mucho más que algunos reproductores de DVD o ciertos jarrones. Hoy hablaremos del que seguramente es uno de los colchones más caros del mundo, el comercializado por la casa sueca Hastens.

La cama es uno de los lugares donde más horas pasamos y sus componentes deben ser los adecuados para que el cuerpo repose como es debido. La empresa sueca Hastens nos ofrece un colchón cuyos componentes (crin, algodón, lino y lana) son 100% naturales y cuya fabricación requiere más de 150 horas de trabajo manual a cargo de un equipo especializado. Exacto, cada colchón está tejido a mano. En la empresa aseguran que sus técnicas están avaladas por más de 150 años de experiencia y por este motivo pueden asegurar la comodidad de sus colchones.

Este no será el artículo más lujoso expuesto en este blog, ni estará repleto de joyas o bañado con oro, pero los 50.000 dólares (unos 38.5000 euros) que vale este exquisito colchón aseguran su posición en LujoVIP.

También te puede interesar:   Joyas de lujo de Bulgari de Liz Taylor